La firma venezolana y la portuguesa quieren crecer en España

Banesco, Rural de Zamora y BES estudian comprar red de Novagalicia

NCG mantiene negociaciones avanzadas para vender 40 sucursales en Asturias y León

La firma venezolana es la más interesada en la adquisición de las oficinas gallegas

Fachada de una oficina de Novagalicia
Fachada de una oficina de Novagalicia

El venezolano Banesco y el portugués Espirito Santo apuestan por crecer en España. Ambos presentaron oferta por Banco Gallego, pero al final esta entidad se ha quedado en manos de Sabadell. Las dos firmas, no obstante, tenían en cartera otras alternativas. Tanto Banesco como el banco luso se han interesado por una red de 40 oficinas que Novagalicia (NCG) vende en Asturias y León. La Rural de Zamora también ha estudiado este paquete de sucursales.

Varias fuentes apuntan que la firma venezolana es la favorita para realizar esta compra en la que se incluyen, además de los locales, el negocio y la plantilla. El precio que pide la entidad gallega por esta red no ha trascendido, aunque todo apunta a que será muy bajo. Con la operación, Novagalicia conseguiría sacar del ERE a unos 150 empleados, ya que si no venden estas oficinas tendrán que cerrarse.

Son pocos los bancos extranjeros que muestran interés en crecer o instalarse en España. Banesco y Espirito Santo son algunas de las excepciones, además de un grupo de firmas andorranas que tras el giro de la legislación fiscal en su país han optado por diversificar su negocio en España.

La entidad venezolana anunció en diciembre la compra del banco más antiguo de España, Etcheverría. Banesco, una de las mayores entidades privadas de Venezuela, pactó esta adquisición con la familia Etcheverría y con Novagalicia, que controlaba el 44%. La operación por la que la firma venezolana, pero de orígenes españoles controla el 70% de Etcheverría, está aún pendiente de su ratificación.

El proyecto de Banesco es abrir 50 oficinas con la marca Etcheverría y crear 200 puestos de trabajo en Galicia.

Pero, además de cruzarse en su camino la subasta de Banco Gallego, para el que presentó oferta vinculante, se le ha presentado la oportunidad de comprar este paquete de sucursales de Novagalicia en Asturias y León. NCG espera cerrar en breve la venta de estas oficinas.

Espirito Santo, que había apostado fuerte por Banco Gallego, también ha estudiado la compra de esta red. Antes ya estuvo a punto de cerrar la adquisición de 25 sucursales de NCG, aunque la operación se frustró en el último momento. El banco portugués, que ha reconocido en varias ocasiones que quiere crecer en España con compras o con la apertura de oficinas, también ha mostrado su interés por Banco Inversis, en proceso de subasta privada.

La Caja Rural de Zamora es otra de las interesadas en hacerse con parte del excedente de la red de sucursales de Novagalicia Banco en León y Asturias. Este bloque de oficinas sería el primero que vendiera la firma gallega tras iniciar su reestructuración.

El viernes el FROB adjudicó en subasta Banco Gallego a Sabadell por un euro. Esta entidad había sido filial de Novagalicia hasta enero, mes en el que el organismo que dirige Antonio Carrascosa decidió nacionalizarla y seguir los pasos de su matriz.

Normas
Entra en El País para participar