Hay 30.000 clientes afectados

Santander UK afronta posibles indemnizaciones a clientes de hipotecas

No informó a los clientes de Abbey de que podían cambiar a otra entidad su hipoteca

El banco se pondrá en contacto con 270.000 clientes

Ana Patricia Botín, responsable de Santander UK.
Ana Patricia Botín, responsable de Santander UK.

Tras conversaciones con la Autoridad de conducta financiera, regulador del sector en el Reino Unido, el banco ha aceptado ponerse en contacto con 270.000 personas que pudieron resultar afectadas por esa falta de información.

Lo que sucedió fue que Santander no informó a los clientes que tenían hipotecas con Abbey -el banco británico que compró en 2004- de que podían cambiarse a otra entidad hipotecaria al término de su contrato inicial.

En el Reino Unido los bancos suelen ofrecer hipotecas con condiciones preferentes durante un periodo inicial de unos años que después pasan a una tasa variable que fija el banco en relación con el tipo de interés determinado por el Banco de Inglaterra.

Cuando Santander aplicó su tasa variable a esos clientes -después de que el banco central bajara los tipos a finales de 2008-, no les indicó que la mayoría podían trasladar su hipoteca a otro banco que les ofreciera mejores condiciones sin penalización.

En un comunicado, la autoridad de conducta financiera reconoce que los clientes que pudieron perder dinero por la poca claridad del Santander UK son una minoría, pero no obstante les anima a todos a ponerse en contacto con la entidad.

El banco escribirá cartas a cada uno de ellos entre este mes y el próximo otoño, donde les explicará cómo deben proceder si consideran que salieron perdiendo al no recibir toda la información en 2008.

Santander UK, segundo banco hipotecario del Reino Unido, ha apartado un fondo de 232 millones de libras (unos 270 millones de euros) para hacer frente a posibles reclamaciones por este y otros asuntos.

Normas