Automóviles excepcionales

El nuevo biplaza de Jaguar revive el espíritu del legendario E-Type

El F-Type es para muchos la novedad más esperada del año. Ofrece belleza, agilidad, emoción y prestaciones desde 84.400 euros

La capota de lona automática se rn pliega en sólo 12 rn segundos.
La capota de lona automática se pliega en sólo 12 segundos.

Este automóvil supone el retorno de Jaguar al mercado de los deportivos puros, como fue el mítico E-Type lanzado en 1961. Ha sido diseñado con la premisa de que debía ser el automóvil definitivo para disfrutar al volante. “Hemos analizado a cada uno de sus competidores”, dice Adrian Hallmark, director de la marca. “Tenemos que tener un punto de diferenciación con los alemanes. La tecnología es crucial, pero hay algo más. El coche debe sentirse vivo en tus manos”.

Desde la marca británica esperan que, para un 90% de los compradores, éste sea su primer Jaguar. Los deportivos suponen menos del 1% de los 76 millones de coches que se venden cada año en el mundo. “El volumen puede ser pequeño, pero la imagen que generan es incalculable”, dice Hallmark. Este coche nos va ayudar a proyectar nuestra imagen de marca a una nueva y joven audiencia”.

Competirá en un mercado muy volátil, como reconoce el directivo. “En 2007 el segmento alcanzó su máximo con unos 125.000 coches, y después se redujo a la mitad cuando llegó la recesión en 2008-2009. Pero esto ha pasado cada diez años durante las últimas décadas, la gente no se compra un deportivo si los tiempos son duros”.

Tecnología y estilo clásico

Este biplaza representa el retorno de Jaguar a sus raíces más deportivas, puro placer de conducción

Como el XK o el XJ, el nuevo F-Type emplea una estructura de aluminio, y mide 4,5 metros de largo. En ella no hay soldaduras sino que todas las uniones de las 141 piezas se hacen mediante remaches y adhesivos como los empleados en aeronáutica. Se logra así una carrocería muy ligera y rígida. Su configuración es la clásica, con el motor delante aunque algo retrasado para mejorar el reparto de peso entre los ejes, y la tracción posterior. El techo de lona se retira automáticamente en sólo 12 segundos y se puede activar en marcha rodando a un máximo de 50 km/h.

Está disponible en tres versiones: el básico es un 3.0 V6 sobrealimentado con compresor y 340 CV. El V6 S lleva el mismo motor pero potenciado hasta los 380 CV. Otro atractivo de esta motorización es un sistema de escape activo con un sonido más deportivo, amortiguadores adaptativos, frenos más potentes y un diferencial de deslizamiento limitado. En cualquiera de los V6 hay potencia de sobra para disfrutar de una experiencia extraordinaria. Aún así el tope de gama lleva un V8 con compresor de 495 CV, y se distingue exteriormente por las cuatro salidas de escape atrás. Además incorpora un diferencial autoblocante electrónico activo.

Con una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 4,2 segundos, lo más impresionante es su capacidad de recuperación, su facilidad para ganar velocidad; así, pasa de 50 a 100 km/h en sólo 2,5 segundos, mientras regala a sus ocupantes su bello e intimidante sonido, similar al que emite el Mercedes SLS AMG. Todos los F-Type llevan un avanzado cambio automático Quickshift de ocho marchas. También se puede cambiar manualmente mediante la palanca o las levas en el volante.

Al volante, el Jaguar responde de forma inmediata a los impulsos del conductor, ya sea mediante el acelerador, la dirección o los frenos. Como dice el ingeniero Andy Lowis, “hemos trabajado mucho en la respuesta, para reducir al máximo esa ventana en la que no ocurre nada”. Además es perfectamente válido para usar a diario o viajar. Russ Varney es el ingeniero jefe del programa F-Type y su objetivo ha sido hacerlo casi tan refinado como el cupé XK, pero mucho más deportivo. Así, el nuevo biplaza presume de un extraordinario compromiso entre eficacia dinámica y comodidad.

Está previsto que un 50% de la producción se venda en EE UU, un 23% en Reino Unido y un 12% en Alemania. Comenzarán a llegar a España en mayo, y en otoño se mostrará el F-Type con carrocería cupé. Los precios comienzan en los 84.400 euros del 3.0 V6 de 340 CV. El siguiente escalón es el F-Type S de 380 CV, por 97.500 euros. El tope de gama es el V8 S de 500 CV, que cuesta 114.600 euros.

La única marca premium que crece

Durante 2012 Jaguar Land Rover comercializó en todo el mundo 357.773 unidades (+30%). De ellas, 303.926 fueron Land Rover (+36%) y el resto, 53.847, Jaguar (+6%). El mayor incremento se produjo en China (+70%), Asia Pacífico (38%) y Europa (33%). El grupo está aprovechando el gran éxito del Range Rover Evoque, cuya fábrica funciona en tres turnos, 24 horas al día. El año pasado Jaguar fue la única marca premium que subió en España, al pasar de 790 unidades en 2011 a 830 en 2012. Todas las alemanas bajaron entre un 18 y un 32%. Además lograron la cuota de mercado más alta de Europa (excluyendo Reino Unido). Gracias al lanzamiento de los XF con motor 2.2 turbodiésel y al nuevo F-Type, su presidente y consejero delegado para España, Luis Antonio Ruiz, se muestra moderadamente optimista.

Normas