El índice ha subido un 0,12%; la prima está en 343

EE UU deja paralizado al Ibex en los 7.800 puntos

El selectivo ha cerrado con una variación mínima tras llegar a subir un 1,55% en el mejor momento

El dato de la Fed de Filadelfia ha contrarrestado las alzas en Europa

Un hombre mira un panel de cotizaciones en Tokio.
Un hombre mira un panel de cotizaciones en Tokio. Reuters

La tibia apertura de Wall Street ha reducido a la mínima expresión las subidas del Ibex 35. Eso sí, se ha aferrado a los 7.800 puntos, tras finalizar en los 7.812 y sumar un escueto 0,12%. En el momento más crítico de la sesión, ha marcado incluso un mínimo intradía de 7.764 puntos, por debajo del mínimo anual de 7.787 puntos al que cerró el pasado 8 de abril. El panorama bursátil ha ido deteriorándose conforme avanzaba la jornada; en su mejor minuto del día, el índice de referencia de la Bolsa española ha llegado a subir un 1,55%, superando incluso los 7.900 puntos. Hoy se han negociado 2.441 millones de euros en la Bolsa española, algo por debajo de los 2.629 millones de media diaria en el presente mes de abril.

El resto de las Bolsas europeas también ha cerrado sin pena ni gloria. El FTSE británico ha caído un casi inapreciable 0,01%; el Dax alemán se ha dejado un 0,39%; y el Cac francés ha cerrado sin cambios. El más animado ha sido el Mib italiano, que ha sumado 0,63%. Mientras, en el mayor mercado de renta variable del mundo se imponían las caídas. El Dow Jones recortó al cierre un 0,56%, mientras que el Standard & Poor's cedió un 0,67% y el Nasdaq un 1,20%. Los datos macro no han insuflado a los operadores ganas de darle al botón de comprar.

Las peticiones de subsidios de desempleo durante la semana pasada en Estados Unidos alcanzaron las 352.000, en línea con las estimaciones de 350.000 del consenso de analistas recopilado por Bloomberg. Pero el índice de la Fed de Filadelfia de abril, publicado a las 16.00 (hora española), ha frenado el ímpetu alcista: bajó hasta los 1,3 puntos, cuando se esperaba que subiera hasta 3 puntos. 

IBEX 35 8.997,00 0,81%

De nuevo, hoy se ha cumplido con la teoría clásica de que los inversores han preferido refugiarse en la deuda pública. La subasta del Tesoro, en la que ha colocado en el mercado 4.700 millones en bonos y obligaciones al interés más bajo desde 2010 se ha saldado con éxito, que repite el cosechado el pasado martes. Además, Italia tiene previsto votar al futuro presidente de la República, lo que deberá suponer el primer paso para la normalización de la vida política del país.

Así, el diferencial del bono español a 10 años frente a su homólogo alemán se ha relajado hasta los 343 desde los 345 puntos básicos a los que cerró ayer. La rentabilidad de la deuda estatal a una década ha concluido en el 4,67%. La prima italiana se ha quedado tal y como cerró ayer: en los 302 puntos básicos. Desde Link Securities advierten que ahora el enemigo para las Bolsas puede ser, curiosamente, Alemania. Y es que el paraíso germano de Angela Merkel puede estar empezando a sufrir las consecuencias de la crisis.

Las materias primas se recuperan tras caer con fuerza ante la desaceleración del crecimiento chino. La onza de oro se paga en torno a los 1.400 dólares, después de marcar mínimos de febrero de 2011 por debajo de los 1.350 dólares por onza a comienzos de semana. El barril de petróleo Brent se sitúa, mientras, por debajo de los 100 dólares, aunque sube respecto a los 97,69 dólares a los que cerró ayer, según Bloomberg.

La cotización del euro saca partido de las debilidades que últimamente van mostrando algunos indicadores de la economía estadounidense, aunque la doméstica tenga poco de lo que presumir. Al cierre de los mercados en el Viejo Continente repunta levemente, hasta los 1,307 unidades del billete verde por cada euro desde las 1,303 de última hora de ayer.

Normas
Entra en El País para participar