Las ventas aumentaron en 1,9% durante el último año

Bosch crece pese a las grandes pérdidas del sector fotovoltaico

En 2012, las ventas llegaron a los 52.500 millones de euros

El presidente de Bosch, Volkmar Denner, presenta sus últimos resultados y las previsiones para el año en curso en su sede central, en Stuttgart, Alemania.
El presidente de Bosch, Volkmar Denner, presenta sus últimos resultados y las previsiones para el año en curso en su sede central, en Stuttgart, Alemania. REUTERS

Las ventas del Grupo Bosch aumentaron un 1,9% durante el ejercicio de 2012, hasta llegar a los 52.500 millones de euros, frente a los 51.494 millones de 2011. Esto ha supuesto un beneficio para la compañía del 2,5%, casi la mitad del obtenido durante 2011 -5,3%- debido sobre todo a las grandes pérdidas experimentadas en el sector fotovoltaico.

La compañía ha presentado esta mañana sus últimos resultados y las previsiones para el año en curso en su sede central, en Stuttgart, Alemania. Fue este país donde se registró el 41% de las ventas en Europa, 12.115 millones de euros, y un 23% de las mundiales, tan solo superadas por la región de Asia, que alcanzó los 12.627 millones de euros, un 5,6% superiores a 2011.

En América, las ventas fueron bastante desiguales. Mientras que en Norteamérica crecieron un 17%, hasta los 8.200 millones, en el sur, se redujeron un 15% y alcanzaron tan solo los 1.900 millones. Por último, la recesión económica en Europa, provocó un retroceso del 1,9%, con un importe de 29.800 millones de euros a nivel general, y tan solo un incremento del 0,9% en Alemania.

Por áreas, la tecnología de la automoción continuó siendo en 2012 la responsable de las mayores ventas, un 60%, hasta los 31.047 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 2,1% respecto a 2011, con beneficios del 4,5%. Le sigue el área de bienes de consumo, seguridad y comunicación, con ventas por valor de 13.400 millones, un 2,5% superiores al ejercicio anterior. Sin embargo, las grandes pérdidas experimentadas en la Unión Europa hicieron que los beneficios descendieran hasta los 620 millones, frente a los 730 millones previos. Por último, la tecnología industrial supuso un 15% de las ventas totales, con un valor de 8.017 millones de euros, cifra similar a la registrada hace un año.

La presencia internacional del Grupo Bosch se hizo más fuerte durante el último año. La compañía creó nuevas organizaciones locales en Bangladesh, Kampuchea, Laos y Myanmar. La multinacional también generó empleos durante 2012, hasta 3.358, lo que cifra la plantilla de la empresa alemana en 305.877 personas en todo el mundo. El 64% de estos empleados se encontraba en las sedes en Europa, casi un 40% en Alemania. Sin embargo, el mayor incremento de trabajadores tuvo lugar en la zona de Asia, actualmente con 75.408 personas a su cargo, mientras que en el continente europeo hubo un ligero descenso con respecto al año anterior.

Las inversiones del grupo en I+D alcanzaron los 4.787 millones de euros en 2012, un 9,1% con respecto a las ventas, lo que supone un incremento de casi 600 millones con respecto a 2011. El 45% de estas inversiones se realizaron en productos ecológicos y en torno al 20%, en productos para la seguridad y la protección de la salud.

Bosch anunció en marzo su salida de la actividad fotovoltaica, tras haber registrado pérdidas de 1.000 millones en 2012 y hasta 2.400 millones durante los últimos años. Sin embargo, tal y como explicó el presidente de la compañía, Volkmar Denner, no se trata de un problema solo de Bosch, toda la industria está sufriendo graves pérdidas a nivel mundial. En cualquier caso, la dirección ha declarado que esto no supone el abandono de la protección del medioambiente, un pilar fundamental de la estrategia de la empresa.

 

Ligero crecimiento para 2013

Desde el 1 de enero de 2013, el grupo cuenta con una nueva división, tecnología para el área y la edificación, que pretende modernizar los edificios y “ahorrar hasta un 20% de los costes energéticos, mediante la interconexión inteligente y el control de la corriente eléctrica y el calor”, declaró Stefan Hartung, presidente de esta nueva área durante la rueda de prensa.

Para este ejercicio, la compañía alemana espera un crecimiento de entre el 2% y 4%, aunque las ventas durante el primer trimestre del año han sido débiles, y mantendrá las medidas ya introducidas en 2012 para mejorar sus resultados: un estricto control de las áreas de crecimiento y una limitación de los costes fijos, inversiones y adquisiciones corporativas.

Además, gracias a la plataforma Bosch Connect, a partir de este año, todos los empleados del grupo estarán interconectados, lo que “ayudará a reducir el tiempo de los procesos, a generar ideas de forma más ágil y a implementar las innovaciones de forma más eficiente”, afirmó Denner. Ya en 2014, la compañía tiene previsto abrir nuevas organizaciones locales en Oriente Medio y África.

Normas