La deuda es a cinco y diez años

Telefónica coloca bonos por 2.000 millones de dólares

Ultima una colocación de 1.300 millones de reales brasileños

César Alierta, presidente de Telefónica.
César Alierta, presidente de Telefónica.

Emisión cerrada. Telefónica acaba de comunicar que realizó ayer una emisión de deuda por un importe cercano a 2.000 millones de dólares (unos 1.530 millones de euros). Un movimiento con el que Telefónica busca alargar los plazos de amortización y mejorar su flexibilidad financiera.

En un hecho relevante remitido a la CNMV, la operadora ha señalado que 1.250 millones corresponden a bonos a cinco años con un cupón del 3,192%, mientras que 750 millones corresponden a bonos a 10 años, con un cupón del 4,57%. Desde principios de año, la actividad financiera de Telefónica ronda los 6.500 millones de euros.

Además de esta emisión, Telefónica Brasil, la principal división cotizada (posee el 73% del capital), ha aprobado una emisión de obligaciones a cinco años de 1.300 millones de reales (cerca de 500 millones de euros). La deuda, que se colocará en los próximos días, tendrá una rentabilidad de 68 puntos básicos más tipo de interés overnight, según la estimación de Bloomberg.

En un hecho relevante, Telefónica Brasil explicó que la deuda se va a destinar a amortizar otras emisiones vivas, a inversiones en nuevas infraestructuras y a reforzar la liquidez. No es la única teleco brasileña con operaciones en marcha. Su rival Oi prevé colocar deuda por 1.200 millones de reales.

En este sentido, parece que Telefónica busca aprovechar todas las plataformas para aprovechar las mejores condiciones. Precisamente, Telefónica Alemania ultima una emisión de bonos por un importe de 500 millones de euros.

Con esta estrategia, la intención de la operadora es seguir extendiendo los periodos de amortización de la deuda además de mejorar su flexibilidad financiera y recortar el propio endeudamiento. El objetivo final de Telefónica pasa por situar su deuda por debajo de 47.000 millones de euros a final de 2013, frente a los 51.200 millones en que estaba situada a final del pasado año.

Por otro lado, Telefónica Brasil cerró marzo con 75,98 millones de líneas de telefonía móvil y una cuota de mercado del 28,78%, según los datos del regulador Anatel. La empresa, que se mantiene como líder en este segmento, captó en ese mes en torno a 15.000 nuevos clientes en este ámbito, si bien cedió cuota de mercado ligeramente, puesto que en febrero tenía un 28,83%.

La mayor presión procedió de Tim, filial brasileña de Telecom Italia, que cerró marzo con 71,23 millones de clientes y una cuota de mercado del 26,98%. En febrero tenía un 26,92%.

A su vez, Claro, filial de la americana América Móvil, alcanzó los 66,30 millones de líneas móviles, con una cuota de mercado del 25,11%, mientras que Oi, participada por Portugal Telecom, superó los 49,49 millones de conexiones, y una cuota de mercado del 18,74%.

Alianza de Wayra con AppCampus de Microsoft y Nokia

Telefónica ha establecido un acuerdo global de colaboración con AppCampus, la aceleradora de empresas dedicadas a desarrollar aplicaciones móviles, impulsada por Nokia y Microsoft, que tiene como objetivo impulsar las start-ups de Wayra. Bajo el acuerdo, anunciado este miércoles durante el Wayra demoDay celebrado en Madrid por Pekka Sivonen, director de AppCampus, las start-ups de las distintas academias Wayra que Telefónica tiene repartidas por el mundo podrán acceder a ayuda tecnológica para desarrollar sus servicios y aplicaciones dentro del sistema operativo Windows Phone, creado por Microsoft, y que cuenta con el total respaldo de Nokia (también incluye la plataforma Symbian, creada por Nokia).

El programa AppCampus, dotado con 18 millones de euros por Nokia y Microsoft, es gestionado por la Universidad de Aalto, situada en Espoo, localidad finesa que acoge la sede de Nokia. El proyecto ha recibido 2.400 propuestas de start-ups de 95 países. Las empresas elegidas recibirán una inyección económica para desarrollar sus tecnologías de 20.000, 50.000 y 70.000 euros, en función de la complejidad.

Con este movimiento, Telefónica busca reforzar el proyecto Wayra, presidido desde esta semana por Luis Solana, ex presidente de la propia operadora, según adelantó Cinco Días este lunes, con Gonzalo Martín-Villa como consejero delegado. Durante la jornada de ayer, la sede de la operadora en Gran Vía acogió el citado Wayra demoDay en el que las start-ups que actualmente están en la academia de Madrid presentaron sus proyectos a inversores de países como EE UU, Israel, y Finlandia, entre otros.

Normas