Mercados

La Bolsa da una oportunidad a las farmas

A pesar de los recortes en gasto sanitario, los analistas ven valores con recorrido, como Almirall, Roche, Sanofi y MSD

La Bolsa da una oportunidad a las farmas

Siempre se ha dicho que la industria farmacéutica es un sector defensivo en Bolsa, resistente a las crisis. Los recortes en el gasto farmacéutico en España y Europa han reducido sus ingresos y las compañías con demasiada exposición a estos mercados y las que tienen poca innovación han dejado de ser consideradas atractivas por los analistas. Pero sigue habiendo oportunidades apetecibles.

“Se trata de un sector que ha estado muy castigado estos últimos años, defensivo, gran generador de caja y sin problemas de deuda. Además, después de superar el abismo de patentes, ofrece crecimiento en mercados emergentes”, confirma Luis Buceta, gestor en BNP Paribas Wealth Management. “Sectorialmente, la industria ofrece buenas perspectivas, pero preferimos ser selectivos e identificar una a una las oportunidades de inversión”, explica. “En general, somos optimistas respecto a las compañías farmacéuticas de gran capitalización”, coinciden desde Pioneer Investments.

Los analistas de esta firma ven como algo positivo que la mayoría de las grandes están saliendo de un periodo donde ha habido muchas pérdidas de patente y ven potencial de crecimiento de dividendos en consonancia con su crecimiento en facturación. “En concreto, las farmacéuticas españolas ofrecen buenas perspectivas, ya que están muy bien gestionadas y han sido excesivamente castigadas por el impacto regulatorio. Después de asimilarlo en sus cuentas de resultados, ofrecen buenas características para el inversor en Bolsa conservador”, apunta el gestor de BNP Paribas.

Respecto a los valores españoles, sin embargo, no hay un consenso claro, excepto en el caso de Almirall, con recomendación generalizada de comprar. “Vemos que esta compañía tiene recorrido, un potencial de un 20% (cierre de ayer a 10,04 euros) hasta un precio de 13 euros”, explica Ignacio Ortiz de Mendivil, analista de BPI. El mercado valora positivamente dos productos para afecciones respiratorias, el aclidinio monoterapia y el aclidinio combo (todavía sin aprobar), que puede reportar nuevas ventas. “Para 2019, estimamos un impacto cercano a los 83 millones de euros de ingresos”, asegura el gestor de BPI. “A nivel estratégico, tenemos recomendación de infraponderar el sector farma. Creemos que el mayor crecimiento potencial ya estaría reflejado en el precio”, señalan desde Banco Sabadell. Pero “mantenemos una recomendación de comprar en Almirall”, añaden. “Almirall es una de las favoritas de nuestra cartera”, coincide un analista de otra entidad financiera, “con un potencial hasta los 11,9 euros”.

En el caso de Grifols, uno de los valores con más éxito de 2012, los ánimos son más moderados. En el caso de esta compañía de productos hemoderivados (cierre de ayer a 27,92 euros), Banc Sabadell recomienda vender: “Seguimos pensando que hay mayor potencial en las acciones de clase B sin voto a las que si bien hay que exigir un descuento por su baja liquidez y el riesgo de desinversión de Cerberus, arrojan un potencial del 10%”. Para el analista de BPI, el precio objetivo se sitúa en 32,5 euros, ya que aunque el valor se ha revalorizado en los últimos meses, el sector de los hemoderivados se comporta como un oligopolio, con poca competencia y con un crecimiento anual entre el 7% y el 8% en las ventas. Además, señala que puede haber sorpresas positivas, todavía no reflejadas en el precio, si los ensayos de la firma catalana sobre alzhéimer son positivos. “Está bien valorado. No tiene mucho más recorrido. Nuestro precio objetivo es 27 euros”, reconoce otra fuente del mercado.

Respecto a Rovi (cierre a 6,86 euros), las expectativas no son optimistas. “Es un valor para un perfil de inversor menos arriesgado. Lo ha hecho muy bien, pero su I+D propia no pesa tanto y no se esperan motivos positivos de su pipeline (cartera de productos)”, recuerda esta última fuente. Aunque su recomendación objetivo es todavía de 7,5 euros. “Su cartera de productos nos gusta”, señala Ortiz de Mendivil, “sus productos no están expuestos a genéricos”, explica. Y cree que todavía hay factores positivos que deben confirmarse y ayudar a la empresa, como nuevos acuerdos de manufactura para empresas de EE UU, el menor coste de las materias primas de su anticoagulante Bemiparina y por nuevos productos licenciados de Merck. Sin embargo, desde Sabadell recomiendan vender, con un precio objetivo de 5,82 euros, porque los avances en ingresos de la compañía son muy limitados: “No incluimos el pipeline en la valoración por encontrarse en fases muy tempranas”.

En relación a Faes Farma (cierre a 2,18 euros), Sabadell también cree que no hay motivos fundamentales que sostengan los niveles actuales de cotización, “por lo que reiteramos vender”. Otras fuentes del mercado coinciden en que la firma ya está “en precio” y “necesita diversificar la cartera”. Para BPI, todavía está algo por debajo de su cotización. Por último, Zeltia, (1,33 euros) con su división PharmaMar de biotecnología, Sabadell mantiene vender, con un precio objetivo de 1,55 euros. Otras fuentes de mercado, sin embargo, elevan ese tope a los 2,26 euros por las nuevas ventas de su producto Yondelis para cáncer de ovario y posibles acuerdos comerciales en el exterior.

Valores interesantes en mercados exteriores

“El sector farmacéutico ha sufrido una reestructuración muy importante, una gran reducción de costes y disponen de nuevos productos en investigación”, señala Claudio Ortea, director de inversiones de Lombard Odier. “También ha habido un cambio de actitud respecto al accionista, al que cuidan más, con mejores dividendos”, añade. Por eso, ve interesante este sector también fuera de España.

En su caso, recomienda Roche, por sus productos en oncología muy innovadores y, por tanto, menos afectados por genéricos y recortes. También destaca a la biotecnológica suiza Actelion, gracias al lanzamiento de un fármaco respiratorio. Además, considera interesante a Sanofi “porque ha tenido una diversificación internacional brutal y gran parte de sus ingresos dependen de mercados emergentes”, aclara.

En EE UU se fijan en Gilead, especializada en fármacos contra el VIH, por ejemplo, y que recientemente ha presentado un medicamento contra la hepatitis C con bastantes buenas perspectivas de efectividad. Y también apuntan a MSD por la gran diversificación y la reducción de costes.

“Nos quedaríamos con Sanofi y Stada. La primera por tener, en nuestra opinión, el mejor pipeline y ofrecer mayor potencial. La segunda, ante el vencimiento de patentes que se está aproximando y que pasarán a ser nuevos medicamentos genéricos, donde Stada es una de las líderes”, recomiendan desde Inversis.

Marie-Hélène Leopold, analista del sector en Amundi, considera que las grandes farmas que se han diversificado cotizan con descuentos del 25% o 30% de su valor. Pero cree que las mayores revalorizaciones vendrán de las pequeñas empresas de biotecnología con algún producto novedoso, pero dependerá “del apetito de riesgo del inversor”.

Normas