Su pantalla será como ver una ‘tele’ HD de 25 pulgadas a 2,5 metros

Google Glass ‘gradúa’ su visión

El buscador detalla que los desarrolladores no podrán añadir publicidad en las aplicaciones

Marc Andreessen, de Andreessen Horowitz; Bill Maris, de Google Ventures, y John Doerr of Kleiner Perkins Caufield & Byers, crean un fondo para invertir en empresas que impulsen las Google Glass.
Marc Andreessen, de Andreessen Horowitz; Bill Maris, de Google Ventures, y John Doerr of Kleiner Perkins Caufield & Byers, crean un fondo para invertir en empresas que impulsen las Google Glass.

Fin a las especulaciones sobre cómo serán las gafas de realidad aumentada de Google, uno de los gadget más esperado y polémico a la vez. El gigante de internet desveló ayer muchos detalles técnicos de su nuevo ingenio tecnológico, que será lanzado al mercado a final de año, con el fin de que los desarrolladores de aplicaciones y accesorios se pongan manos a la obra para crear soluciones para estas gafas.

Entre las especificaciones, destaca la minipantalla donde el usuario verá las imágenes, que será de alta resolución. Según Google, será “equivalente a ver una televisión de alta definición de 25 pulgadas a dos metros y medio de distancia”. Además, las gafas vendrán con una cámara de 5 megapíxeles para hacer fotos y podrán tomar vídeos con una resolución de 720p. En cuanto al audio, las Google Glass transmitirán el sonido a través de un sistema de conducción directa a los huesos cercanos al oído para que el sonido sea lo más nítido posible.

Otro detalle interesante es la duración de la batería, clave en cualquier dispositivo portátil. En este caso, las gafas futuristas de Google prometen durar hasta un día, aunque algunas aplicaciones o usos, como el de grabar vídeo, reducirá la batería.

En cuanto a conectividad, las Google Glass contarán con tecnología Bluetooth y Wifi. El equipo, que dispondrá de 16 GB de memoria interna, será compatible con cualquier móvil con Bluetooth. Eso sí, para que las gafas puedan hacer uso de la tecnología GPS y enviar SMS vía el teléfono, el usuario deberá descargarse la aplicación MyGlass de Google Play, pero para eso el smartphone deberá ser un Android 4.0.3 o superior.

Sin publicidad en las aplicaciones

Curiosamente, Google, que ya avanzó que el dispositivo tendrá un precio de 1.500 dólares, ha prohibido de momento que se añada publicidad en las aplicaciones que se diseñen para las gafas y que los desarrolladores cobren por ellas.

Google Glass permitirá descargar en tiempo real imágenes y audio y realizar tareas informáticas a través de su pantalla. Las gafas digitales también permitirán grabar vídeo, acceder al correo electrónico y consultar información de internet. Con todo, Google, que ampliará su ecosistema tecnológico con este nuevo dispositivo, no parece que vaya a estar sola en esta aventura, que promete fuertes críticas por temas de privacidad. La compañía china Baidu, rival en búsquedas de la multinacional estadounidense, aseguró hace unas semanas que ya está trabajando en sus propias gafas.

Diversos colectivos y empresas se han opuesto a su uso. Les preocupa que la gente tome fotos y vídeos de otras personas sin su consentimiento violando su privacidad; también temen que haya más accidentes si se emplean las gafas de Google mientras se conduce, y algún grupo alerta de que el gigante de internet tendrá acceso y controlará los datos que registren los usuarios desde las gafas. Por ahora, las espadas están en alto.

Un fondo de inversión para impulsar las gafas

A falta de datos precisos sobre qué mercado pueden generar las gafas de realidad virtual, lo cierto es que hay expertos que parecen tener claro que su lanzamiento puede generar un gran negocio. Así, las empresas de capital de riesgo Andreessen Horowitz, Google Ventures y Kleiner Perkins Caufield & Byers desvelaron hace unos días de que se han unido para proporcionar financiación para startups que trabajen con Google Glass, el híbrido de lentes y teléfono inteligente desarrollado por Google, informó Reuters.

Con las gafas de Google “hay un posible cambio de paradigma, como lo hubo con los navegadores y ordenadores”, aseguró Bill Maris, socio de Google Ventures. En cualquier caso, no hay una cantidad específica destinada para Google Glass, convirtiendo al proyecto en algo diferente al iFund de 200 millones de dólares de Kleiner, que comenzó hace cinco años para respaldar la creación de aplicaciones y servicios para iPhones, iPods y iPads, según la misma fuente.

Normas