"Necesidad súbida de tesorería" de la empresa

El agujero no explicado que originó la crisis de Pescanova

El fondo luxemburgués Luxempart pone a cero el valor de la pesquera.

Cita "una súbita y no explicada necesidad de liquidez a principios de año".

No firmó las cuentas anuales.

Vista general de la Junta General de Accionistas del grupo de empresas Pescanova. EFEArchivo
Vista general de la Junta General de Accionistas del grupo de empresas Pescanova. EFE/Archivo EFE

"Una súbita y no explicada necesidad de liquidez a principios de año que ponía en riesgo la viabilidad de la empresa". Así explica en su informe anual el fondo luxemburgués Luxempart la crisis de la empresa pesquera, de la que es el tercer accionista con una participación del 5,8%, formando además parte del consejo de administración.

Por este motivo, continúa el fondo, tanto Luxempart como Damm (segundo y tercer accionista ambos con un representante en el consejo) se negaron a firmar las cuentas de la compañía en el consejo de administración del 27 de febrero. Dos días después, la empresa anunciaba a la CNMV que retrasaba la presentación de las cuentas, pedía el preconcurso de acreedores y la cotización era suspendida por la CNMV.

El fondo de inversión, en consecuencia, ha puesto a cero el valor de su cartera de aciones de Pescanova y reducido notablemente la valoración de las obligaciones convertibles que posee. Los justifica por "la incertidumbre sobre la situación financiera de la sociedad, las divergencias entre la deuda real y la contabilizada, la puesta en marcha del concurso de acreedores, las divergencias en el seno del consejo de administración y la suspensión de cotización por la CNMV".

El impacto de esta nueva valoración de las acciones sobre el resultado de Luxempart es de 48 millones de euros, según el informe de la entidad. Las convertibles supondrán, por su parte, minusvalías por cuatro millones.

Según distintas fuentes, la deuda real del grupo puede ascender a los 2.700 millones de euros, sobre los 1.500 que aparecen en la contabilidad. Pescanova tiene hasta el viernes para publicar sus cuentas en la CNMV. En paralelo, la banca ha contratado a KPMG para auditar las cuentas de la empresa en busca de irregularidades, mientras Pescanova ha despedido a su actual auditor, al que también ha demandado.

Normas
Entra en El País para participar