Mantiene 10 centros comerciales en Portugal y tres en España

Inmobiliaria Chamartín refinancia 1.000 millones de deuda en Portugal

Inmobiliaria Chamartín ha firmado un acuerdo bancario para la refinanciación de su deuda en Portugal. El monto total de la refinanciación asciende a 1.000 millones de euros de deuda que la compañía tenía contraída con un conjunto de bancos. La inmobiliaria asegura en una nota de prensa que la operación es una garantía de continuidad y futuro para Chamartín en Portugal después de dos años de intensas negociaciones.

Con la firmad de este acuerdo, la entidad ha anunciado su intención de reorientar sus negocios de gestión de activos en las áreas de venta al por menor y oficinas. “Ahora, Inmobiliaria Chamartín inicia una nueva etapa que, estoy seguro, será el principio de otro conjunto de proyectos y éxitos como los que han marcado la historia de la compañía durante más de sesenta años”, ha afirmado Carlos Cutillas, presidente de Inmobiliaria Chamartín.

Chamartín compró Amorim Inmobiliaria en 2006 con un plan de expansión que comprendía otros treinta centros comerciales nuevos en varios países de Europa en cinco años. La adversa evolución económica y la crisis financiera de la banca obligaron a la compañía a abandonar la estrategia en 2009 e iniciar el estudio de la refinanciación de la deuda.

Inmobiliaria Chamartín mantiene diez centros comerciales en Portugal y tres en España con la marca Dolce Vita. A través de Retailgeste, se encarga además de la gestión de centros comerciales en Portugal y España para otros propietarios, sumando una superficie bruta alquilable superior a 645.000 metros cuadrados.

En total, Retailgeste asume la gestión de 19 activos, uno de ellos en fase de obra, que representan un valor global superior a 1.100 millones de euros y más de 1.200 contratos con operadores de venta al por menor.

Chamartín ostenta también una posición muy relevante en el mercado de alquiler de edificios de oficinas de Lisboa a través de su participada Imovalogest, que cuenta con una superficie bruta alquilable superior a 185.000 metros cuadrados, correspondientes a más de 180 contratos de alquiler bajo gestión.

 

Normas