A fondo

Facebook-móvil, un experimento

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, el pasado jueves durante la presentación del software Facebook Home.
Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, el pasado jueves durante la presentación del software Facebook Home.

Facebook busca desesperadamente fortalecerse en el mundo móvil. Ese que con las tabletas y los smartphones están marcando la forma en la que las personas se comunican y comparten conocimiento, y ese hacia el que los anunciantes dirigen cada vez más su dinero. Aun así, la compañía de Mark Zuckerberg no ha querido ser demasiado arriesgada y lejos de lanzar un teléfono, como muchos habían aventurado, o un sistema operativo propio tipo Android o iOS, la popular red social ha apostado por crear un software para los teléfonos Android que, una vez instalado, pone los contenidos de Facebook como pantalla de inicio.

Sin duda, un experimento para la compañía, pues con esta estrategia asume menos riesgos que si hubiera apostado por cualquiera de las otras dos opciones. Como dice el analista jefe de telecomunicaciones de Ovum, “si no tiene éxito, los riesgos y pérdidas para la red social serán menores. Y si es un éxito, Facebook podría avanzar en su modelo e incrementar el valor que aporta la aplicación a lo largo del tiempo”.

Con la estrategia de Facebook, las clásicas pantallas principales de aplicaciones quedarán relegas y la red social obligará a los usuarios que se instalen su aplicación a utilizar los móviles de una forma diferente. Una forma que favorece a los propósitos de negocio de la popular red social (algo totalmente lógico), pero que ha abierto ya un debate sobre si responde con la misma intensidad a los intereses de los usuarios. Y aquí hay dudas.

Hay que admitir que Facebook va haciendo los deberes en el mundo móvil. Así se lo reconoce el mercado y sus acciones suben en Bolsa. Pero su software Facebook Home, que permite crear teléfonos dominados por la red social, siembra algunas incógnitas

Es evidente que el nuevo software de Facebook hará más fácil compartir información y fotos con los amigos de la red social, pero a quien le preocupe su privacidad parece que debería valorar si le sale a cuenta utilizar Facebook Home. Con su aplicación Facebook quiere dominar el teléfono y hacer un mayor seguimiento de sus usuarios. Quiere conocer mejor sus gustos porque sabe que esa información le permitirá atraer a más anunciantes a su plataforma. Pero como advierte Dawson, este puede ser quizás el principal obstáculo para que el proyecto de Facebook sea un éxito: “Los usuarios no quieren más publicidad ni más seguimiento, y Facebook quiere más de ambos”.

Otro obstáculo puede ser que Facebook no mida bien sus fuerzas. Charles Golvin, analista de Forrester Research, apuntó otra idea a Reuters que “Facebook piensa que es más importante para las personas de lo que realmente lo es. Para la mayoría, Facebook no es el todo en su experiencia móvil, es solo una parte. Y estoy viendo una respuesta más apática de los usuarios [al anuncio] de lo que Facebook podía esperar”.

Ciertamente, Facebook tiene más de 1.000 millones de usuarios, pero muchos analistas apuntan ya que la mensajería instantánea está desplazando en su uso a las redes sociales y quizás el movimiento de Zuckerberg busca que sus usuarios no escapen de su red y pasen más tiempo en plataformas como WhatsApp, Line, WeChat o la española Spotbros. Habrá que ver si lo logra.

Hay que admitir que Facebook va haciendo poco a poco sus deberes en el móvil y el mercado se lo está reconociendo. La compañía, que llegó a subir en Bolsa más de un 3% tras dar a conocer su nuevo software, cerró el viernes con una subida del 1,17%, y ello pese al retroceso general de los mercados. La casa de Bolsa Argus Research subió su recomendación sobre Facebook desde mantener a comprar, con un precio objetivo de 36 dólares.

Con todo, habrá que estar pendiente de varias cosas. De si los usuarios de Facebook aceptan la propuesta, de qué hará la red social en iOS, Blackberry y Windows, porque Facebook Home solo funciona con los teléfonos con Android 4.0 o superior, y ello supone en torno al 50% de todos los móviles Android. Después, habrá que ver cómo reaccionan las operadora, porque si se ponen los servicios de comunicaciones de la red social en el centro de los teléfonos esto dificultaría el servicio telefónico tradicional de las telecos. Y también si el invento de Zuckerberg dispara o no en exceso el consumo de datos y batería.

 

Normas