La operadora acelera las colocaciones para extender los vencimientos de deuda

Telefónica supera los 5.000 millones en actividad financiera entre enero y marzo

Supone la tercera parte de la cifra registrada en 2012

César Alierta, presidente de Telefónica.
César Alierta, presidente de Telefónica.

La actividad en los mercados de crédito de Telefónica es cada vez más intensa. Desde el comienzo del año 2013, la compañía española ha realizado operaciones de financiación por un valor cercano a 5.000 millones de euros.

Una aceleración de todo este proceso. Y es que la cifra alcanzada en este primer trimestre del año supondría en torno a un tercio de los 15.000 millones de euros alcanzados durante 2012, ejercicio récord para Telefónica. De hecho, en 2011, la cifra rondó los 11.500 millones de euros.

Fuentes de la compañía insisten en que el objetivo de esta política es refinanciar anticipadamente los vencimientos de deuda de 2015 en adelante. La empresa ha querido aprovechar las mejores condiciones del mercado para captar deuda a menor coste para amortizar por adelantado deuda con un coste financiero mayor.

Así, por ejemplo, Telefónica llevó a cabo una emisión de bonos en enero por un importe de 1.500 millones de euros a 10 años. La teleco logró emitir a un plazo de tiempo más largo y con un cupón inferior a las emisiones realizadas en 2012. El cupón se situó por debajo del 4%, el menor al que la operadora ha emitido bonos a diez años en toda su historia.

En marzo, Telefónica colocó una segunda emisión de deuda por un importe de 1.000 millones. En este caso, los bonos tenían vencimiento en 2021 y un coste de mid swap más 250 puntos básicos, por debajo de los 260 puntos de la indicación inicial del precio. Asimismo, la operación recibió más de 350 órdenes de venta, con un libro cercano a 4.000 millones de euros, cerca de cuatro veces sobre-suscrita. El 90% de las órdenes de compra procedieron de inversores internacionales.

La compañía también puso en marcha la ejecución de dos operaciones de recompra y permuta de bonos. Una de ellas en libras, por un importe de 204 millones de libras (unos 240 millones de euros) con vencimiento en 2014, y otra en euros, por un importe de 605 millones, repartidos en dos referencias con vencimientos en 2015 y 2016.

De igual forma, Telefónica ha llegado a nuevos acuerdos para la captación de financiación destinada a la compra de equipos de infraestructuras. Así, por ejemplo, el pasado jueves anunció una operación en esta misma dirección para la compra de equipos de BlackBerry, en este caso con la agencia de exportación de Canadá por un importe de 200 millones de euros.

Con anterioridad, a principios de marzo, la teleco cerró un acuerdo con varios bancos, por un importe de 1.000 millones de dólares a diez años, para adquirir equipos de Ericsson. Las entidades financieras de la operación, que contó con el respaldo de las agencias exportadoras de Suecia, son Société Générale, The Bank of Tokio-Mitshubishi UFJ, BNP Paribas Fortis y Santander. A lo largo de los últimos años, Telefónica ha establecido acuerdos similares para comprar equipos de la citada Ericsson y de Nokia Siemens Networks.

El próximo movimiento puede ser la ejecución de una emisión de bonos por un importe de 500 millones de euros, por parte de Telefónica Alemania. De hecho, sus responsables financieros están haciendo un roadshow por distintas ciudades europeas para presentar la operación. La compañía ha contratado como entidades asesoras a UBS, Bank of America, BayernLB y Commerzbank. En este caso, Telefónica quiere aprovechar los menores tipos de interés existentes en Alemania para captar nuevos fondos.

Desde Telefónica se señala que con estas operaciones se ha buscado gestionar la liquidez de manera más eficiente además de extender el perfil de los vencimientos de deuda. La compañía cerró 2012 con una deuda de 51.200 millones de euros tras ejecutar un amplio programa de venta de activos. De cara a 2013, la intención de Telefónica es situar el endeudamiento financiero neto por debajo de 47.000 millones, con el ratio deuda frente a Ebitda por debajo de las 2,35 veces. La empresa ha cubierto ya algo más del 22% del objetivo de reducción de deuda para este año.

Venta de la autocartera y de nuevos activos

Dentro de esta estrategia, Telefónica vendió entre inversores profesionales y cualificados toda su autocartera, en torno al 1,979 % del capital, por 975 millones de euros, generando un incremento del patrimonio del grupo de 31 millones. La operadora no precisó las plusvalías, si bien diversos analistas indicaron que habrían rondado los 100 millones de euros.

Además, Telefónica anunció la venta de sus negocios en banda ancha fija en Reino Unido a Sky por cerca de 200 millones de euros.

En el mercado se está especulando con la intención de Telefónica de vender más activos. Distintos informes de analistas han citado opciones como su participación en la filial en República Checa, la división Irlandesa, el negocio centroamericano, el 5% de China Unicom, el 2% de Portugal Telecom y el 0,8% de BBVA.

Normas