Pide cambiar la cláusula sobre prohibición de la reventa de servicios

La CMT reclama a Telefónica y Jazztel cambios en su acuerdo de fibra

Cree que es contrario a los principios de libre competencia

Empalme de fibra óptica hasta el hogar.
Empalme de fibra óptica hasta el hogar.

Telefónica y Jazztel podrían tener que introducir cambios en el acuerdo alcanzado en otoño pasado para compartir infraestructuras verticales en las redes de fibra óptica. Según ha podido saber Cinco Días, la CMT ha estudiado el acuerdo establecido entre ambas operadoras, advirtiendo su preocupación por la cláusula undécima del mismo en la que se establece la prohibición de cualquier forma de reventa de los servicios cubiertos por el acuerdo.

La cláusula establece que cada compañía que se incorpore al acuerdo, incluidos Jazztel y Telefónica, no podrá comercializar servicios de cualquier manera que posibilite que terceros operadores, que no forman parte de este acuerdo, presten servicios sobre estas infraestructuras al cliente final. En este sentido, la cláusula señala que se prohíbe a las partes, o los operadores que puedan adherirse con posterioridad a este contrato cualquier forma de reventa mayorista de servicios a otros agentes u operadores.

En este sentido, la CMT recuerda que la prohibición de reventa incluida en esta cláusula atenta contra los principios establecidos por el propio regulador en su resolución del 12 de octubre de 2009, además de afectar a principios esenciales de la libre competencia.

El regulador explica que debe quedar claro que la introducción de una cláusula de prohibición de reventa no puede afectar a las obligaciones que Telefónica tiene contraídas en virtud del mercado de acceso mayorista de banda ancha, especialmente, la obligación de prestar el servicio mayorista NEBA de fibra hasta 30 Mbps.

Asimismo, la CMT señala que el contenido excesivamente amplio de la cláusula además del probablemente número reducido de operadores que se encontrarán en disposición de llevar a cabo despliegues de fibra en las zonas geográficas cubiertas por el acuerdo, generan el riesgo de que se produzca una reserva del mercado a favor de Telefónica y Jazztel, sin posibilidad de entrada por terceros si no es a través de la negociación de acuerdos de coinversión según los criterios fijados por estos dos operadores.

La CMT destaca la importancia del acuerdo entre Telefónica y Jazztel para el despliegue de las redes de fibra, si bien indica que “confía en que Telefónica y Jazztel procederán a la inmediata modificación de la referida cláusula de prohibición de reventa, adecuándola a las exigencias de la regulación vigente y comunicando a la CMT dicha modificación contractual”.

Telefónica y Jazztel firmaron el acuerdo para compartir infraestructuras verticales en el despliegue de fibra óptica con el objetivo de llevar estas redes a tres millones de unidades inmobiliarias. Posteriormente, Vodafone y Orange han negociado posibles acuerdos con Telefónica en esa dirección, pero hasta ahora no se han materializado. Estas dos últimas empresas anunciaron en marzo una alianza con ese objetivo.

Además, los consejeros delegados de Orange España, Jean Marc Vignolles, y de Vodafone España, Antonio Coimbra, criticaron con dureza a Telefónica, afirmando que esta empresa estaba poniendo trabas a la competencia en fibra. Los directivos advirtieron de que sus compañías estaban dispuestas a reclamar la intervención de la CMT.

Normas