Productos de ahorro

Depósitos al 3%, solo en las entidades extranjeras

El Banco de España fijó las rentabilidades entre un 1,75% y un 2,75%

Los depósitos de las entidades, aún siendo extranjeras, están garantizados hasta 100.000 euros

Una sucursal del banco ecuatoriano Pichincha.
Una sucursal del banco ecuatoriano Pichincha.

Hace ya unos meses que los depósitos al 4% o más son historia. Desde que a comienzos de año el Banco de España interviniera para frenar la ‘guerra del pasivo’ y limitara los extratipos de los productos de ahorro, las entidades financieras han ido reduciendo las rentabilidades hasta el punto de que solo es posible encontrar ofertas por encima del 3% en bancos de origen extranjero.

De este modo, los ahorradores que busquen remuneraciones superiores a las fijadas por el organismo dirigido por Luis María Lindes, que oscilan entre el 1,75% y el 2,75%, tienen que recurrir a un depósito de una entidad extranjera. Las que operan en España mediante sucursales no se ven afectadas por la medida del Banco de España y pueden jugar con tipos más atractivos para cortejar a los clientes.

Con todo, según los datos del Banco de España, el tipo medio ponderado aplicado por las entidades a los depósitos a plazo se redujo al 1,94% en febrero, frente al 2,37% de un mes antes y al casi 3% de finales de 2012.

Por otro lado, pese a que el rescate financiero de Chipre ha hecho saltar las alarmas sobre la seguridad de los ahorros custodiados por los bancos (por primera vez se hace pagar a los grandes ahorradores parte del coste de un rescate), los depósitos de las entidades se encuentran respaldados por los Fondos de Garantía del Estado. Aquellas entidades con ficha bancaria propia en España dependen del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) español, que cubre hasta 100.000 euros por titular y entidad, mientras que las que no la tienen dependen del organismo del país de origen de su matriz. En el caso de las sucursales de entidades de países no miembros de la Unión Europea, tienen que adherirse al FGD español cuando los depósitos o bien no estén cubiertos por un sistema de garantía en el país de origen, o bien la cobertura sea inferior a la de España, según se explica en la web el FGD.

Un portugués y un ecuatoriano lideran ahora la carrera por la rentabilidad ofreciendo hasta un 3,50% TAE. Banco Finantia Sofinloc, que en su web anuncia un depósito a plazo fijo a 12 meses sin especificar la rentabilidad, ofrece a los clientes interesados dos posibilidades: un depósito a trece meses a un 3,25% o a 25 meses al 3,50%. El importe mínimo es de 50.000 euros y en caso de cancelación anticipada se aplica un 2% anual del principal entre la fecha de cancelación y el vencimiento pactado. Según explican desde la entidad, la liquidación de los intereses puede ser al vencimiento o también trimestral o semental, como prefiera el cliente. La contratación del producto puede hacerse de forma presencial en una oficina o por Internet.

Por su parte, Banco Pichincha, también paga un 3,50% a un año siempre y cuando se depositen un mínimo de 50.000 euros. La rentabilidad se reduce al 3% para importes hasta 25.000 euros y al 2,50% para 600 euros. La liquidación de intereses se hace trimestralmente y si se solicita un reembolso anticipado, se descuenta al tipo de interés vigente un 1%, a partir de la última liquidación realizada.

Otro portugués, Banco Espirito Santo (BES), caracterizado por sus ofertas agresivas (ha llegado a ofrecer un 4,6%) tiene un nuevo depósito a 12 meses al 3,20% a partir de 25.000 euros para ya clientes y desde 50.000 euros para los nuevos, y hasta un máximo de 2 millones de euros. Tal y como informa en su web, el pago de los intereses es al vencimiento y si se cancela anticipadamente se remunera el 1% sobre el nominal cancelado, desde el inicio de la contratación.

Con todo, ante la posibilidad de que los grandes ahorradores tengan que participar en futuros rescates a otros países, tal y como ha sugerido Bruselas, los expertos siempre recomiendan diversificar los ahorros, ya que los 100.000 euros garantizados en depósitos y cuentas son solo por cliente y entidad. Es decir, si una persona tiene varios depósitos en un mismo banco o caja que suman en total más de 100.000 euros, podría perder en caso extremo de quiebra la cantidad que supere esa cifra.

Normas