El secretario de Estado de Comercio, en el #ForoCincoDías

España superó a EE UU como beneficiario de contratos del Banco Mundial y del BID

Logró 1.071 millones en licitaciones de asistencia técnica y consultoria, el doble que en 2011

García-Legaz confirma que es el único país de la UE que no pierde cuota exportadora

Jaime García-Legaz, durante el Foro Cinco Días celebrado el 2 de abril de 2013.
Jaime García-Legaz, durante el Foro Cinco Días celebrado el 2 de abril de 2013.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, mandó un mensaje de optimismo respecto a la evolución de las exportaciones que, lejos de registrar un repunte puntual el pasado ejercicio, se van a consolidar en el medio plazo como el principal soporte de la economía española. "El sector exterior ha adquirido un peso y un volumen suficiente (el 33% del PIB) para seguir tirando de la economía española y convertirse en el motor de crecimiento en los próximos años", subrayó durante su intervención en el Foro Cinco Días, patrocinado por Banco Sabadell y Accenture.

Los datos de 2012 y las previsiones para 2013 así lo corroboran. Las exportaciones españolas cerraron el pasado ejercicio con un crecimiento del 3,8%, por encima de los avances registrados por Italia (3,7%), Alemania (3,6%) o Francia (3,1%), mientras que los contratos obtenidos en las licitaciones de los organismos multilaterales, como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), se han disparado aupando a España a la primera posición de los países de la OCDE que se han beneficiado de contratos. "España ha subido a la cabeza de los países que han ganado contratos de asesoría y consultoría con el Banco Mundial y del BID y ya ha superado a países que tradicionalmente estaban en las primeras posiciones, como EE UU o Francia", apuntó. En concreto, las empresas españolas ganaron 61 contratos con el Banco Mundial por un importe de 735 millones de dólares (572 millones de euros), mientras que las adjudicaciones procedentes del BID y del BAD ascendieron a 125 y 517 millones de dólares (97 y 402 millones de euros). La suma de todas las adjudicaciones arroja un resultado de 1.071 millones de euros, un nuevo máximo histórico, que duplica lo alcanzado en 2011 y que también multiplica por tres la media anual de los cinco años anteriores (322 millones de euros).

En el caso concreto de los contratos licitados y financiados por el Banco Mundial destaca la adjudicación de la nueva línea del metro de Sao Paulo a Corsán-Corviam Construcción por valor de 241 millones de euros y la adjudicación de la provisión de una planta de ciclo combinado en Bangladesh por Isolux Ingeniería por valor de 128 millones de euros.

Esa pujanza de las empresas españolas en el exterior ha sido la que, a juicio de García-Legaz, ha permitido a España convertirse en el único país de la Unión Europea que no perdió cuota exportadora en 2012, un dato que corroborará la Organización Mundial de Comercio la próxima semana. Ese dinamismo se mantendrá también este año. "España liderará en 2013 el aumento de las exportaciones de toda la UE, en línea con las previsiones de Bruselas que auguran un crecimiento del 4,2 % para las ventas españolas, frente a la media comunitaria del 2,6 %", remarcó.

El secretario de Estado de Comercio basó su vaticinio en los tres factores: la recuperación de la competitividad perdida en los quince años de crecimiento continuado, el aumento de la base exportadora (en especial las firmas más pequeñas) y la apertura a los mercados emergentes para rebajar la dependencia de los países europeos. "En 2008 representaban el 75% de las exportaciones y ahora están en el 62%", apuntó.

Buena prueba de la apuesta por mercados alternativos a la UE es la elección de Indonesia o Singapur como dos nuevos mercados que serán prioritarios para el Ejecutivo español a la hora de impulsar las exportaciones y las inversiones en el exterior. "Vamos a destinar recursos presupuestarios para realizar misiones comerciales e institucionales en esos dos países, en los que se han logrado importantes contratos en materias como ingeniería o tecnologías de la información".

Un crecimiento de los contratos que se puede ver impulsado por la negociación para que la Unión Europea firme acuerdos de libre comercio con EE UU, Canadá y Japón. "Estos dos últimos están más cercanos, mientras que con el primero tan solo se han iniciado las negociaciones. Si finalmente fructifica será un acuerdo histórico por la oportunidad extraordinaria que se abre para la venta de bienes y servicios españoles a EE UU". En 2012, las exportaciones de las empresas españolas a EEUUcrecieron un 14% hasta suponer el 4% del total.

Un plan de choque para reactivar el tejido comercial

Las ventas minoristas han encadenado casi tres años en caída libre como consecuencia de una crisis económica que ha cercenado la capacidad de consumo de los hogares. Ese desplome histórico de las ventas se ha traducido en un cierre masivo de comercios y en una destrucción de empleo inédita en un sector que tradicionalmente era creador de puestos de trabajo.

Para tratar de revertir esta situación, el secretario de Estado de Comercio anunció la puesta en marcha de un plan de choque para reactivar el tejido comercial. “Mientras que la economía española no toque fondo, no es previsible que el consumo se recupere”, apuntó Legaz para justificar la elaboración de ese plan de contingencia, pactado la semana pasada con las comunidades autónomas. “Es un plan con diez puntos, en el que la prioridad debe ser garantizar la financiación, en especial al pequeño comercio”, puntualizó. Para ello avanzó que la concesión de los créditos a través de las líneas ICO será preferente. “En 2012 se completaron 20.000 operaciones y el objetivo es superar esa cifra este año”, remarcó.

El plan va mucho más allá de sumar ayudas al comercio y plantea soluciones novedosas en algunas materias, como la eliminación de trabas burocráticas, el impulso del comercio electrónico o la creación de fórmulas de relevo generacional para evitar el cierre de comercios con muchos años de existencia.

García-Legaz ensalzó la reforma realizada por el Ejecutivo en materia de licencias comerciales, que desde mayo permite que un comercio de hasta 300 metros cuadrados pueda obtener una licencia de apertura con tan solo una declaración de responsabilidad. Comercio y las comunidades autónomas negocian la posibilidad de ampliar este umbral e incluso de abrir esa posibilidad a sectores que tradicionalmente no se podían beneficiar de esta medida.

Frente al deterioro experimentado por las ventas minoristas, el secretario de Estado puso en valor el impulso alcanzado por el comercio electrónico que solo en España creció un 17%. “Se está produciendo un cambio fundamental en las pautas de consumo y vamos a dedicar fondos para que las empresas puedan destinar recursos a la apertura de páginas web”. Otra de las alternativas que contempla el plan es que jóvenes emprendedores se incorporen en empresas muy antiguas cuyos propietarios estén a punto de jubilarse, con el objetivo de que el joven conozca la empresa, tome el relevo de los que se jubilen y evite que haya un nuevo cierre.

Normas