La eléctrica niega que vaya a producir ahorros

Endesa replica a Industria que la reforma de las islas encarecerá el sistema eléctrico

El Gobierno calcula un recorte de 440 millones

Endesa dice que son estimaciones optimistas

Los costes nuevos superarían esa cifra

Sede de la filial canaria de Endesa, Unelco.
Sede de la filial canaria de Endesa, Unelco.

Frente al ahorro que, según el Gobierno acarreará el proyecto de ley de reforma de los sistemas extrapeninsulares e insulares que se tramita en el Parlamento, y que este calcula en unos 440 millones de euros, la eléctrica afectada, Endesa, replica que no solo no se logrará ningún ahorro, sino que los sobrecostes podrían ser incluso superiores a esa cifra. El cálculo del Gobierno está incluido en la memoria económica del citado proyecto y se desglosa en 50 millones (o un 20% menos) por el cierre de viejas centrales y la instalación de otras nuevas más eficientes; 170 millones por el nuevo mecanismo que se aplicará para determinar el precio del combustible que usan las centrales y otros 220 millones por la introducción del gas natural en Canarias.

 Según Endesa, el ahorro del 20% en los costes variables por nuevas plantas resulta ”demasiado optimista”. Además, de ese porcentaje hay que descontar los costes fijos de las nuevas instalaciones. Según la memoria del proyecto de ley, se darán de baja más de 800 MW (los grupos con más de 25 años), que serán sustituidos por 500 MW (un 60% de la potencia), “lo que pondría en riesgo el sistema”, sostiene Endesa. En definitiva, se producirá un aumento de los costes fijos superior a la reducción de los costes variables.

En cuanto al ahorro del 10% (los 170 millones citados) por el nuevo sistema para fijar el precio del combustible, la propia memoria reconoce que se trata de un cálculo “no exahustivo”. Para la eléctrica, el ahorro podría ser “ese o cualquier otro”, pues el problema es que el Gobierno no explicá “cómo se van a conseguir un ahorro del 10% frente a los precios de cotizaciones internacionales que ahora se aplica”. Sobre el recorte de 220 millones que supondría introducir el gas en Canarias, Endesa considera que se “ha sobreestimado” y sería como mucho de 120 millones, pues hay que tener en cuenta el coste anual de los peajes del gas, unos 60 millones de euros.

Aunque en la memoria figura un impacto de 45 millones por el trasvase de la central de bombeo de Gorona del Viento a REE, Endesa lo considera un error. Este importe se refiere “al supuesto valor de la compra por parte de REE (80 millones menos la subvención de 35 millones), lo cual no significa ningún ahorro, según la eléctrica.

Otra medida controvertida de la reforma es que va a permitir la instalación de potencia nueva subvencionable (que recibirá pagos por capacidad) en zonas donde se supera el índice de cobertura, algo que no permite la actual regulación. Al romperse el criterio que hoy se utiliza (esto es, contar con la potencia suficiente pero también la estrictamente necesaria, por encima de la cual, no se paga subvención), se va a instalar “sobrecapacidad innecesaria; se retribuirá potencia que no hace falta y se incrementárán los costes fijos”, según Endesa, con lo que los ahorros en costes variables quedarán diluidos.

Según recuerda la compañía que explota estos sistemas aislados, “si ningún inversor ha mostrado interés por las extrapenisulares desde 1997 [año en que se promulgó la actual Ley Eléctrica con la que se inició la liberalización del sector] será necesario ofrecer incentivos adicionales (una retribución más favorable), lo que encarecerá aún más el sistema.

 

La patronal canaria arremete contra Soria

La Confederación Canaria de Empresarios (CCE) ha expresado su “preocupación” por la reforma del sector eléctrico en las islas impulsado por el Ministerio de Industria que dirige José Manuel Sorial, porque cree que “compromete la seguridad del suministro” e introduce “dosis inasumibles de inseguridad jurídica”, tal como recogía ayer el diario Canarias Ahora.

Medidas como la de limitar las inversiones en generación a los operadores con una cuota superior al 40% o la de trasvasar las centrales hidroeléctricas de bombeo a REE y las regasificadoras a Enagás, impactan sobre Endesa. Estas plantas le fueron adjudicadas en su día por el Cabildo de Gran Canaria en concurso público.

La patronal de la provincia de Las Palmas advierte que “los intentos de incrementar la competencia en los mercados a partir de procedimientos de expropiación forzosa, o la suspensión de derechos otorgados en concurso público, introduce dosis inasumibles de inseguridad jurídica”, poniendo en “riesgo la viabilidad de costosas inversiones” y desincentivar “la inversión en infraestructuras de generación eléctrica en las islas”.

Según el citado digital, la CCE, que no menciona el nombre de Endesa, subraya que la reforma puede suponer “la paralización indefinida de proyectos vanguardistas y ecosostenibles internacionalmente reconocidos”, como las centrales de bombeo de Gorona del Viento, en El Hierro (participada por Endesa un 30%), y de las presas de Chira-Soria, en Gran Canaria.

Normas