Junta de accionistas de Ferrovial

Del Pino reclama al Gobierno menor carga impositiva para las empresas

Rafael del Pino demanda más inversión pública para salir de la crisis

El grupo aprueba un dividendo complementario de 0,25 euros por título

Rafael del Pino
Rafael del Pino

El presidente de Ferrovial ha demandado al Gobierno, en el marco de la junta de accionistas del grupo, la reactivación de la inversión pública, una menor carga impositiva y mejores condiciones financieras para que las empresas puedan crecer y volver a crear empleo. "Con ello abordamos 2013 con prudencia y un moderado optimismo, sin duda con mejores perspectivas que hace 12 meses", ha señalado en su discuso.

El empresario se ha mostrado a favor de las medidas del Gobierno en materia de "estabilidad fiscal, constrol de gasto y reforma laboral". Por contra, su intervención durante la junta se ha mostrado crítica con las medidas de austeridad "concentradas en el recorte de la inversión pública". Desde su punto de vista, este último apartado juega contra el consumo interno y el empleo, "situación agravada por la falta de financiación a empresas y particulares".

Ferrovial ha aprobado la distribución de un dividendo complementario de 0,25 euros por título que se suma al euro repartido en diciembre con cargo a 2012. Los 1,25 euros de remuneración total elevan el 'pay out'  a un histórico 129%, lo que ha requerido el recurso a reservas de libre disposición para esta segunda entrega. El grupo de infraestructuras cerró 2012 con 710 millones de beneficio neto, mientra ha dedicado a dividendos 917 millones, triplicando la cifra de los cuatro ejercicios anteriores.

Rafael del Pino ha destacado el comportamiento en Bolsa de Ferrovial, con una revalorización del 20% el año pasado frente al retroceso del 5% del Ibex. En lo que va de 2013 la acción del grupo de infraestructuras gana un 34%.

El consejero delegado, Íñigo Meirás, ha destacado la pujanza de Ferrovial en el mercado internacional, donde cosecha el 62% de la cartera de contratos y el 66% de la ventas, gana nuevos mercados para el área de Servicios y cierra adquisiciones, con las de Enterprise en Reino Unido y Steel Ingeniería en Chile, ambas en el campo de los servicios.

Meirás prioriza para 2013 una política de disciplina financiera y la búsqueda de oportunidades para seguir creciendo. Además de los servicios, la empresa española estrá tratando de potenciar su faceta de operadora aeroportuaria. Desde su posición de primer accionista de Heathrow Airports Holding (33,65% del capital), Ferrovial puja por el aeropuerto Chicago Midway y participará en el nuevo proceso de privatizaciones en Brasil, con interés por el aeropuerto de Río de Janeiro y el de Belo Horizonte.

Con una deuda neta de 5.100 millones, Ferrovial declara una liquidez de 3.750 millones que "otorga flexibilidad para afrontarproyectos de inversión", ha explicado Rafael del Pino.

Mínimas referencias al futuro

Hoy no debía ser el día para hablar de lo que viene en los próximos meses y Ferrovial ha dejado varias incógnitas en el aire tras su junta de accionistas. Después de una primera emisión de bonos corporativos por 500 millones en 2012, se desconoce si la empresa hará uso del permiso de la junta para emitir otro tanto este mismo año.

La única pista al respecto es que se incidirá en la estrategia de financiación a largo plazo. Además de la citada colocación de bonos corporativos, los distintos activos controlados por Ferrovial emitieron deuda el año pasado por 4.500 millones. Excluida la carga de deuda con recurso a proyectos de infraestructura, la deuda bruta de la compañía es de 1.233 millones y no hay vencimientos significativos ni en 2013 ni en 2014, lo que hace previsible que Ferrovial sea conservadora ante el mercado de capitales.

Respecto a nuevas inversiones, la empresa se ha limitado a destacar una posición de liquidez que favorece estudiar cualquier opción. Finalizada la junta, ninguno de los miembros de la cúpula directiva hizo declaración alguna.

Normas
Entra en El País para participar