Un millar de despidos

FCC empieza este martes a negociar su ajuste para ejecutarlo en mayo

Las ventas por obras en España son 2.000 millones menores que en 2007

La relación de la empresa con CC OO y UGT ha sido cordial durante años

El grupo contempla las prejubilaciones para sus más de 1.000 bajas

FCC empieza este martes a negociar su ajuste para ejecutarlo en mayo Ampliar foto

La línea trazada por la facturación de FCC Construcción en España es la imagen de la crisis que vive el sector: un descenso acusado desde 2008, que se acentúa en la recta final del Gobierno de Rodríguez Zapatero y con la llegada del equipo de Mariano Rajoy. La filial de FCC declaró una facturación en 2012 de 1.948 millones en el mercado doméstico, donde había tocado techo solo cinco años antes con una cifra de negocio de casi 4.100 millones.

Los más de 2.000 millones de diferencia no llegan a amortiguarse con la creciente actividad en el exterior, pero además del agujero en la cuenta de resultados el problema llega en forma de excedente de personal, que la empresa trata de atajar en estos momentos.

A la falta de expectativas de recuperación de la inversión en obra pública en España se suma el hecho de que FCC esté consumiendo su cartera local a bocados: si tenía 6.300 millones en obras por ejecutar en 2009, en estos momentos la cifra apenas rebasa los 3.800 millones y las adjudicaciones cada vez son menores. FCC ganó obras de Fomento en 2012 por 110 millones, cuando la cifra superaba los 240 millones de euros en 2011 y pasó de los 400 millones en 2010. Finalizadas la variante de Despeñaperros o el Eix Transversal (desdoblamiento de 153 kilómetros del eje Lleida-Girona), escasean los grandes proyectos.

FCC Construcción emplea a 6.500 personas en España, de los 87.000 trabajadores que el grupo tiene en nómina. El plan estratégico presentado el miércoles señala como imprescindible un ajuste que se centra especialmente en esta división, de la que saldrán más de 1.000 empleados (el 15%). El consejero delegado, Juan Béjar, avanzó que se buscará el acuerdo con los sindicatos para hacer lo menos traumático posible “el duro trance que supone perder el trabajo”. Una de las vías a explorar será la de las prejubilaciones.

Este martes se celebra la primera reunión, en la que se entregará la documentación y de la que saldrá una mesa de negociación de no más de 30 miembros. La empresa espera trasladar el expediente de despido colectivo a la autoridad laboral antes del 1 de abril. De este modo llegaría a tiempo antes de la entrada en vigor de la legislación en torno a las prejubilaciones. Tras ello se abrirá un plazo de 30 días de tira y afloja. Si se cumplen los plazos, los despidos se ejecutarán a mediados de mayo.

El goteo de personal ha sido incesante durante los últimos años, conforme se iban entregando proyectos e incluso estos eran ralentizados por la Administración. En el sector abundan los contratos aparejados a cada una de las obras, pero siempre hay un núcleo de empleo fijo que en FCC Construcción apenas ha sufrido variaciones en estos años.

Los sindicatos mayoritarios en la filial son CC OO y UGT, con los que la dirección mantiene una relación estrecha desde hace años. Como muestra valga el apoyo sindical a la accionista de referencia, Esther Koplowitz, cuando mantuvo una batalla con Acciona en 2004 ante la intención de los Entrecanales de acceder al consejo. Por entonces, Fernando Serrano, secretario general sectorial de CC OO, calificó a la constructora de modélica en las relaciones laborales y en el diálogo social. Serrano, que fue relevado en enero por Vicente Sánchez, también otorgó a FCC el Premio de Responsabilidad Social Empresarial hace año y medio.

Pastor ya ha recibido a la nueva cúpula directiva

Los nuevos hombres fuertes de FCC Construcción, con Fernando Moreno y Miguel Jurado a la cabeza, se han presentado en los últimos días a la ministra de Fomento, Ana Pastor. Fuentes conocedoras del encuentro comentan que junto a ellos iba el primer ejecutivo del grupo, Juan Béjar.

La visita al Ministerio fue protocolaria, aunque los representantes de FCC no dejaron de resaltar el mal momento que atraviesa la obra pública en España y, al parecer, trataron la problemática que rodea a uno de los proyectos de FCC, en los tramos Unquera-Pendueles y Las Dueñas-Muros de Nalón de la autovía del Cantábrico. Ambas obras acumulan importantes retrasos de ejecución e incluso se mantienen diferencias con Fomento por sobrecostes de construcción.

Más allá de este encuentro, FCC ha diseñado su plan estratégico en base a estimaciones económicas restrictivas. En el caso del negocio de la construcción en España, la compañía recuerda que decreció un 20% en 2011, un 31% en 2012 y maneja datos que invitan a pensar en una nueva caída del 23% en 2013. Para 2014 en FCC esperan que el sector esté cerca de tocar suelo: la disminución del negocio de la construcción en España será del 6% y un año después la caída esperada es del 1%, según sus estimaciones.

El grupo que dirige Juan Béjar aprecia que los mercados emergentes doblarán su volumen de construcción hasta 2020. Y señala como objetivo el plan de renovación de infraestruturas en EE UU, con 476.000 millones de dólares de inversión hasta 2019. Una de las patas a desarrollar por FCC será la de Construcción Industrial, para la que busca oportunidades en mercados como Brasil y México.

Normas