Escándalo por la carne de caballo

Las albóndigas regresan a Ikea

Las albóndigas regresan a los restaurantes de Ikea de Suecia, Dinamarca y Finlandia

Ikea incluirá nuevos controles en sus alimentos

Anuncio de las albóndias de Ikea en una tienda de Malmo (Suecia).
Anuncio de las albóndias de Ikea en una tienda de Malmo (Suecia). AFP

Ikea ha decidido volver a incluir en su menu las albóndigas, después del escándalo de la carne de caballo que surgió el mes pasado. Este regreso irá acompañado de nuevos controles en todas las fases de la producción del alimento hasta su llegada al consumidor, según ha declarado el director de la compañía.

Ikea dejó de vender en febrero las albóndigas de su principal proveedor, Familjen Dafgard en Suecia, después de que varios tests demostraran que contenían trazas de carne de caballo. El descubrimiento se extendió por toda Europa y ha dañado la confianza en la industria alimentaria del continente.

El director ejecutivo de alimento Edward Mohr declaró a Reuters en una entrevista que las cafeterías de sus tiendas de Suecia, Dinamarca y Finlandia habían comenzado a vender hoy de nuevo las albóndigas de Familjen Dafgard, que suplen a todas las tiendas Ikea del resto de Europa, por lo que a mediados de abril estarán en todos los establecimientos.

Mohr explicó que Ikea ha hecho que Familjen Dafgard se dehaga de ocho de sus 15 proveedores, incluyendo el importador responsable de la carne que contenía caballo, y ha declarado que reducirá el numero de países a los que se compre. Las albóndigas de caballo provenían de un matadero polaco.

El director ejecutivo de Ikea ha afirmado también que se reducirá la cadena de suministros para ser capaces de comprobar el origen de toda la carne y consultores externos se encargaran de inspeccionar todos los mataderos que suministren a Ikea.

Mientras tanto, Ikea ha introducido temporalmente un amplio programa de control de ADN para asegurarse que no se venda en Ikea carne picada con trazas de carne de caballo.

 

 

 


 

 

 

Normas