Consejo de Política Fiscal y Financiera

Hacienda negociará con las comunidades un objetivo de déficit individualizado

Montoro compartirá con las autonomías el mayor margen que conceda Bruselas

Hacienda negociará con las comunidades un objetivo de déficit individualizado

El visto bueno de Hacienda para estudiar objetivos de déficit individualizados supone una victoria para el consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, el más firme defensor de explorar esa vía. En cambio, su homólogo madrileño, Enrique Ossorio, se posicionó totalmente en contra. Madrid teme que el Ejecutivo de Mariano Rajoy fije umbrales de déficit más suaves para las comunidades con más problemas y entiende que ello supone un castigo para aquellas que sí cumplieron el objetivo de estabilidad. Castilla y León se alineó en la reunión de ayer con Madrid. La mayoría de autonomías se muestran, en principio, abiertas a debatir umbrales de déficit asimétricos, aunque se muestran cautas a la espera de conocer qué variables se utilizarán para determinar los nuevos objetivos. Precisamente esa es la cuestión que abordará el grupo de trabajo.

Actualmente, todas las autonomías tienen la obligación de rebajar sus números rojos al 0,7% del PIB este año, un nivel factible para las autonomías más saneadas pero casi utópico para regiones como la Comunidad Valenciana que cerraron 2012 con un desfase del 3,35%. Murcia, Andalucía, Cataluña y Baleares también registraron un déficit superior al 1,5% del PIB impuesto por Hacienda y, por lo tanto, son las comunidades que resultarían más beneficiadas con el nuevo sistema.

Durante el Consejo, todos los representantes autonómicos coincidieron en reclamar al Gobierno que suavice el objetivo de déficit regional si, como es previsible, Bruselas flexibiliza a su vez la senda de consolidación fiscal para el conjunto de la Administración Pública. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que atenderá la petición de los Ejecutivos autonómicos. Es decir, permitirá que las comunidades registren un déficit superior al 0,7% del PIB. La cifra exacta dependerá del margen que ofrezca la Comisión Europea. Actualmente, España tiene la obligación de cerrar este año con un desfase máximo del 4,5% y todo apunta que Bruselas podría elevar esta cifra en, al menos, un punto. Mas-Colell defendió que una tercera parte del déficit permitido por Bruselas al conjunto de España se traslade a las comunidades autónomas. Hacienda, en principio, no contempla esa posibilidad.

Montoro inició la reunión felicitando a todas las comunidades por los ajustes realizados hasta ahora, que permitieron que los números rojos pasaran del 3,3% al 1,73% en 2012. No hay precedentes de una reducción de tal magnitud.

En la reunión también se acordó crear un grupo de trabajo para estudiar la reforma del modelo de financiación autonómico. Sin embargo, Montoro no ocultó que no tiene ninguna prisa en aprobar un nuevo sistema de financiación. La experiencia indica que con cada nuevo modelo, la Administración central pierde recursos en beneficio de las comunidades. Así, Hacienda cuenta con pocos incentivos para acelerar las negociaciones.

Por otra parte, Hacienda informó que las comunidades han iniciado un proceso para adelgazar el sector público. Hasta ahora, 477 entes autonómicos han sido suprimidos o están en proceso de extinción. Supone el 90,86% de las empresas públicas que se comprometieron a reducir. Según cálculos del Ejecutivo, el ahorro estimado entre 2011 y 2013 ascenderá a 1.500 millones. En números absolutos, Andalucía es la autonomía que más entes ha suprimido, 113. De éstos, 17 ya han desaparecido y 96 están en vías de extinción. De hecho, Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla y León y La Rioja han eliminado más entes de los que estaban previstos inicialmente en sus planes de ajuste. Por otra parte, Cataluña ha suprimido 44 organismos públicos de los 67 comprometido.

Normas