Adeuda más de 180 millones

Renta Corporación entra en concurso de acreedores

La empresa ha sido incapaz de encontrar financiación

Entiende que la entrada en concurso es una etapa transitoria

La cotización de la acción sigue suspendida

Luis Hernández de Cabanyes, presidente de Renta Corporación.
Luis Hernández de Cabanyes, presidente de Renta Corporación.

Otra inmobiliaria abocada a la intervención judicial. El consejo de administación de Renta Corporación  ha acordado presentar concurso voluntario de acreedores junto a varias de sus filiales, ante las tensiones actuales de tesorería, asegura la empresa en un comunicado

Según la compañía, "a la falta de generación de liquidez derivada de la larga duración de la crisis del mercado inmobiliario se ha unido las dificultades para encontrar financiación".

Los principales acreedores de la compañía son las entidades financieras: Sareb, Banco
Popular Español, ING Real Estate Finance, Deutsche Bank, SAE, Banco Caixa Geral y
Caixabank, por un importe conjunto de 162 millones de euros. Además, el grupo inmobiliario explica que adeuda 23 millones a la Hacienda Pública por diversos conceptos, mientras que el resto de acreedores son minoritarios con cantidades residuales.

Según el citado comunicado, "el equipo directivo de Renta Corporación, que cuenta con una plantilla de 46 trabajadores, entiende el concurso de acreedores como una etapa transitoria y seguirá defendiendo la continuidad de la compañía.

A finales de febrero, Renta Corporación anunció que en 2012 obtuvo un beneficio neto de 3,6 millones de euros, un 9% más que en 2011, gracias a la venta de un activo a dos entidades financieras -dación en pago- por valor de 36,2 millones de euros.

En 2012, la inversión de Renta Corporación ascendió a 7,3 millones de euros, mientras que la deuda neta de la compañía se situó en 159,8 millones, 35,7 millones menos que en 2011. El patrimonio neto mercantil del grupo se situaba en 9,6 millones a cierre de 2012, frente a los 16 millones del año anterior.

Normas