A la vista de que la operación "ya no se hará"

Competencia archiva el informe sobre la compra de Orizonia por Globalia

Orizonia agiliza los trámites para formalizar la solicitud de un nuevo concurso de acreedores

Trabajadores de Orizonia han protagonizado protestas ante la situación que atraviesa la empresa.
Trabajadores de Orizonia han protagonizado protestas ante la situación que atraviesa la empresa. EFE

Orizonia, en preconcurso de acreedores, presentó la semana pasada un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 2.329 trabajadores tres semanas después de anunciar el cierre a su plantilla, tras frustrarse el proceso de venta a Globalia por las objeciones planteadas por la CNC.

En su comunicado, Competencia señala que “con fecha 9 de enero de 2013” tuvo entrada en la Comisión la notificación de la operación de concentración, consistente en la adquisición por Globalia del control exclusivo de Orizonia.

El 6 de febrero, el Consejo de la CNC acordó el paso a la segunda fase del procedimiento de control de concentraciones, por considerar que la operación “podía obstaculizar el mantenimiento de la competencia efectiva en todos o alguno de los mercados considerados”.

Competencia añade en la nota que su Dirección de Investigación procedió a requerir información a los Juzgados de lo mercantil de Palma de Mallorca y a los dos grupos a raíz de informaciones periodísticas “que indicaban la posibilidad de que la operación tal y como fue notificada no se llevase a cabo finalmente” y que Orizonia habría alcanzado principios de acuerdo para la venta de activos.

Los 2.329 empleados afectados por el ERE en Orizonia son los que figuran a día de hoy en la plantilla del grupo turístico después del acuerdo firmado con Barceló, que absorberá 900 trabajadores con la compra de 157 agencias de viaje Vibo y la filial portuguesa de la aerolínea Orbest.

Otros 700 empleos han sido asumidos por Globalia al hacerse cargo de Luabay, la división hotelera del grupo, mientras que alrededor de 300 contratos temporales se han extinguido y también ha habido “numerosas” bajas voluntarias, que han sido absorbidas por otras empresas del sector, indicaron fuentes sindicales. EFECOM

La CNC acordó el 6 de febrero una segunda fase de análisis ante la aparición de posibles obstáculos a la competencia, proceso que podría demorarse dos meses. Frente a la demora del proceso de compra, Orizonia presentó el 15 de febrero la solicitud del artículo 5 bis, ante los Juzgados de Palma de Mallorca, para evitar el concurso de acreedores durante cuatro meses mientras continuaba en la negociación con acreedores e inversores. Las nuevas condiciones no convencieron a Globalia, por lo que decidió cesar las inversiones que había iniciado en enero.

Un nuevo concurso

Con la idea de presentar en los próximos días la solicitud formal del concurso de acreedores, la dirección y la representación de los trabajadores de Orizonia, acordaron nuevas reuniones de negociación que permitan agilizar los trámites, pese a que el clima de la empresa no parece favorable, toda vez que la semana pasada, la compañía presentó ante la Dirección General de Empleo y Seguridad Social, un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), en el cual señala que los 2.239 trabajadores que conforman su plantilla actual resultarán afectados.

La adquisición de Orizonia, habría convertido a Globalia en el primer grupo turístico español, permitiéndole superar en facturación a Viajes El Corte Inglés y Barceló. La organización sería hoy propietaria de una red de 1.500 oficinas entre España y Portugal, además le daría una facturación anual de 4.000 millones de euros.

Normas