El viernes finaliza el plazo del ERE

La integración de Caja3 en Ibercaja, pendiente del ajuste laboral

El viernes termina el plazo del ERE

En una primera fase será una filial y y más tarde se fusionará con la firma argonesa

Equipo directivo de Ibercja y Caja3
Equipo directivo de Ibercja y Caja3

Á. G. Madrid

 

El FROB suscribió el martes bonos convertibles contingentes (cocos) en Caja3 por valor de 407 millones de euros, que deben ser devueltos en los próximos cinco años. Este apoyo está supeditado a la integración de este pequeño banco en Ibercaja.

La incorporación de Caja3 en el grupo aragonés está condicionado, no obstante, a que apruebe su ajuste laboral y realice su saneamiento, según impuso Ibercaja para quedarse con el grupo formado por CAI, Caja Badajoz y Caja Círculo de Burgos.

De momento, Caja3 ya ha traspasado a Sareb sus activos inmobiliarios, mientras que espera alcanzar en las próximas horas un acuerdo de expediente de regulación de empleo (ERE) para dar salida a 592 empleados y cerrar 187 oficinas. El plazo para llegar a un pacto con los sindicatos sobre el ERE vence mañana viernes.

La plantilla de Caja3, mientras, ha pedido a Ibercaja que tras el ajuste que se va a realizar ahora no haya un segundo en poco tiempo que solo afecte nuevamente a los empleados de este pequeño grupo financiero. Ibercaja parece que está dispuesta a aceptar esta condición.

El proceso de integración de Caja3 en Ibercaja se producirá en dos fases. En un primer momento, pasará a ser una filial participada al 100% por Ibercaja Banco y, posteriormente, tras producirse la plena integración comercial y operacional de las entidades, se llevará a cabo su fusión. Las tres cajas accionistas de Caja3 recibirán acciones de Ibercaja Banco en contraprestación a esta operación (del 12,5% en total, según el preacuerdo de fusión aprobado el 29 de noviembre).

Esta operación es la que justifica que Caja3 haya recibido cocos en lugar de capital.

 

El futuro de Ceiss

Ceiss es la única entidad del grupo 2 que el martes no recibió ayudas. El FROB está a la espera de que Bruselas apruebe o no su integración con Unicaja. La firma malagueña pretende que Ceiss sea una filial, mientras que Bruselas quiere que se fusionen.

 

 

Normas