Tiene dos años para cerrar una operación

Novagalicia desinfla su interés por vender Evo Banco tras el éxito del modelo

El banco negocia con los sindicatos abrir los sábados

La filial podría venderse al mismo comprador que NCG

Jóvenes sacando dinero de un cajero de Novagalicia
Jóvenes sacando dinero de un cajero de Novagalicia

Una de las condiciones impuestas por Bruselas para autorizar el plan de reestructuración de Novagalicia fue que el grupo redujera su tamaño un 60% con la venta de participadas y oficinas no estratégicas –las existentes fuera de Galicia, Asturias y León–. De esta forma, la entidad ha colgado el cartel de se vende en toda su carera empresarial, Banco Gallego –aunque su participación del 49% ha pasado a manos del FROB– y de Evo Banco.

Novagalicia, que ha recibido 5.425 millones de euros de Europa, tiene dos años para vender Evo Banco, según las exigencias de Bruselas. De hecho, la firma gallega ya ultima junto a un banco de inversión el cuaderno de venta que podría estar listo el próximo mes. Pese a ello, Evo Banco se ha convertido en una marca muy atractiva para el banco gallego, que aporta valor al grupo. Por ello, Novagalicia no solo no tiene prisa en desprenderse de esta marca, sino que está dispuesto a quedarse con esta filial a la espera de que en un año el grupo sea subastado o puedan entrar inversores internacionales en el capital –también a través de una subasta– y puedan rentabilizar más esta venta al incluirse Evo.

Esta marca, con la que Novagalicia opera fuera de su territorio de origen, cumplió ayer un año desde su creación. En estos 12 meses ha conseguido 1.541 millones de euros en depósitos –de los que 964 millones proceden de nuevas captaciones, y el resto proceden de las antiguas oficinas de Novagalicia fuera de Galicia, Asturias y León– y ha alcanzado los 216.000 clientes, según explicó su director general, José Luis Abelleira.

El directivo reconoció en rueda de prensa que el grupo “no tiene prisa” en vender la entidad. Yprecisó que a día de hoy el proceso no está aún abierto. “Creemos que sí hay interés inicial pero es pronto para decirlo. No tenemos prisa. Lo importante es conseguir el retorno del capital público que se nos ha inyectado”. Abelleira añadió que “es el año cero del lanzamiento del banco y el año de reestructuración. Hemos sido un buen ejemplo de empresa que está creciendo en época de crisis y un ejemplo de nuevo modelo bancario que responde a un tipo de clientes que busca otra cosa”.

Su producto estrella es la Cuenta Inteligente, que cuenta con más de 136.000 clientes, de los que más del 60 % son nuevos. Evo Banco, como Novagalicia, ha tenido que someterse a un proceso de reestructuración mediante el cierre de 200 oficinas y la reducción de la plantilla en más de 400 trabajadores. Ahora cuenta con 80 sucursales y 615 empleados. Abre mañana y tarde, y negocia abrir también los sábados. Prevé entrar en beneficios en junio de 2014. Evo Banco está a la espera de que el Banco de España le autorice una ficha bancaria, lo que aumentará su precio y atractivo ante un comprador que no tenga licencia.

Ofertas superiores a 1 euro para subastar Banco Gallego

Banco Gallego, hasta enero filial de Novagalicia y ahora en manos del FROB, ha iniciado ya su proceso de apertura de libros para que los interesados –Banesco, Espírito Santo y Sabadell– estudien sus cuentas. El próximo 28 de marzo se cerrará el periodo de consulta y el día 5 de abril los interesados deberán presentar sus ofertas vinculantes. Como ha ocurrido con Catalunya Banc, aunque los tamaños de ambas entidades no son comparables, el FROB tampoco quiere “malvender” esta firma. Por ello, el organismo que dirige Antonio Carrascosa, ya ha comenzado a lanzar mensajes de que no quiere ofertas por 1 euro para la compra de Gallego. El grupo que se adjudique esta firma contará con un crédito fiscal de 200 millones, casi la misma cifra que el déficit de provisiones que tiene por pymes y pequeños créditos inmobiliarios.

 

 

Normas