Si no pudiese darles empleo de nuevo les pagaría la segunda parte de la indemnización

Isofotón ofrece a sus trabajadores despedirlos y recolocarlos en dos años

La medida sería voluntaria y no supondría la pérdida de ninguno de los derechos laborales

Un trabajador de Isofotón trabajando en la planta..
Un trabajador de Isofotón trabajando en la planta..

La medida se incluye en el plan social propuesto por la empresa. El denominado empleo diferido ha generado preguntas en los trabajadores y consiste en ofrecer a los afectados de la fábrica malagueña “la posibilidad de recuperar un empleo estable”, en un periodo máximo de dos años, “sin renunciar a ninguno de los derechos adquiridos como trabajadores de la empresa”, han indicado desde Isofotón.

Esta propuesta sería de adscripción voluntaria y, según han puntualizado desde la compañía en un comunicado, “protege el empleo y es de futuro, apostando por la viabilidad de la compañía”. Si el trabajador se acoge a esta medida, la empresa le incluye en el Centro Integral de Recolocación (CIR), que se crea al efecto y al que puede renunciar en cualquier momento, percibiendo la segunda parte de la indemnización.

“El plan propicia que obtenga un puesto de trabajo en la empresa o en otra compañía. Si se le ofrece un puesto de trabajo, tiene varias posibilidades de aceptación o renuncia, incluyendo la de mantener la antigüedad que tenía”, han aclarado.

Por su parte, la empresa se compromete a poner en marcha el CIR, dotarlo según necesidades de formación adecuadas a nuevas especialidades y compartir la gestión con los agentes sociales. Mediante dicho centro “se compromete a buscar un puesto de trabajo en un máximo de dos años y, si no lo consigue pagará la parte B de la indemnización con penalización”.

Otras de las medidas planteadas en el encuentro han sido la novación o modificación de las condiciones contractuales a empleo estable a tiempo parcial, conversión de la relación laboral en mercantil y bajas incentivadas.

Este plan social, han recalcado, “permite conciliar alternativas de empleo a medio y largo plazo con el objetivo de dotar a la fábrica de Málaga de un futuro sostenible para que siga siendo el centro de referencia tecnológica de Isofotón, produciendo para el mercado europeo, Asia, Oriente Medio o Latinoamérica”.

La presentación de este plan social, sin embargo, no ha gustado a los representantes de los trabajadores. De hecho, a las cinco jornadas de huelga que están llevando a cabo esta semana han anunciado la convocatoria de otros tres días más, en concreto el martes, miércoles y jueves de la próxima semana.

Precisamente este martes la huelga ha tenido un seguimiento, según los sindicatos CSI-F y CCOO, del 100 por cien, mientras que la empresa lo ha cifrado en un 80 por ciento. Estos paros están convocados por la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a unos 380 trabajadores.

El responsable de CCOO en Isofotón, Juan Carlos Martín, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que las medidas sociales presentadas “no son un buen punto de partida”. “Quieren intentar no pagar a las personas que entrarían en el ERE”, ha criticado, añadiendo que “están hablando de voluntariedad cuando esto es un ERE”.

Los representantes de los trabajadores han precisado que también se habla de prejubilaciones para empleados de 59 años con 15 de experiencia “cuando sólo hay uno con estas características”. “Nos están engañando, han hecho un copia pega de otros expedientes sin estudiar esta compañía”, han incidido.

Normas
Entra en El País para participar