Ajustes presupuestarios

El Gobierno vasco recortará 1.100 millones en gastos durante este año

Blinda las partidas de sanidad, educación y protección social

Las inversiones que no se han iniciado se paralizan

El lehendakari Íñigo Urkullu asumió ayer la presentación de los presupuestos del Gobierno vasco para 2013, las cuentas públicas “más duras de los últimos 30 años”, que recortan los gastos en más de 1.100 millones, para dejar la cifra global en 9.316,7 millones. El 73,9% del dinero se empleará en las áreas de salud, educación y protección social, a costa de “sacrificios” en otros ámbitos, como las inversiones en infraestructuras y el desarrollo de proyectos orientados al mundo empresarial.

Urkullu defendió su propuesta como “un presupuesto social sin alternativa”, en clara alusión a los partidos con representación en el Parlamento de Vitoria, donde registrará su proyecto mañana. De momento, no tiene apoyos suficientes para sacar adelante las cuentas públicas. Desde el PNV reiteran el mensaje de que “hablarán con todos”, hasta con UPyD (que tiene un parlamentario en la Cámara vasca). Un posible acuerdo con Bildu se presenta “más difícil”.

Los números de 2013 incluyen un recorte del 1,7% en Osakidetza (la red sanitaria pública de Euskadi). En el ámbito de la educación el ajuste será del 1%. No habrá tijera en servicios sociales para los más desfavorecidos, como la renta de garantía de ingresos (RGI) ni en las ayudas de emergencia social (AES). Los apoyos al apartado de la vivienda tampoco se tocarán. En cambio, los proyectos de inversión que no han comenzado entrarán en el congelador y otros en marcha se revisarán. La propia asignación al departamento del lehendakari caerá un 37%.

El 73,9% del presupuesto del Gobierno vasco para 2013 irá a las áreas de salud, educación y protección social. En cambio, habrá recortes importantes en las inversiones en infraestructuras y en proyectos orientados a las empresas de Euskadi.

Normas