Santander, BBVA y CaixaBank cierran cuatro operaciones en 12 meses

La gran banca ingresa 1.712 millones con la venta de sus aseguradoras

La operación más frecuente ha sido el reaseguro de la cartera de seguros de vida

Las entidades financieras han destinado los ingresos a reforzar su solvencia

Sede de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.
Sede de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Las entidades financieras han encontrado en los seguros un filón de oro para conseguir fondos con los que reforzar sus niveles de solvencia en tiempos de crisis. En 12 meses, los grandes grupos bancarios españoles –Santander, BBVA y CaixaBank– han ingresado 1.712 millones de euros con la venta y el reaseguro de carteras de seguros.

Las divisiones aseguradoras de la banca española han pasado en pocos años de ser el patito feo de los grupos financieros a convertirse en una de las fuentes de ingresos más segura y rentable. El conjunto del sector asegurador ha demostrado durante los cinco años de crisis que ha podido capear el temporal con mucha más solvencia que otro tipo de entidades y, precisamente, esta fortaleza ha sido aprovechada por los bancos para apuntalar sus niveles de solvencia.

Durante los últimos 12 meses, la gran banca española ha realizado cuatro operaciones de calado con sus filiales de seguros, que le han proporcionado un total de 1.712 millones de euros de ingresos extraordinarios.

Abrió la veda Santander en 2012. El grupo presidido por Emilio Botín firmó en julio un acuerdo con Abbey Life Insurance, filial de Deutsche Bank, por el que reaseguró toda la cartera de vida riesgo individual en España y Portugal. Esta operación le generó un resultado extraordinario de 337 millones de euros.

Otras entidades estudian operaciones similares

M. M. M.

Los suculentos ingresos obtenidos por la gran banca con la venta y el reaseguro de sus carteras de seguros han despertado la atención de otras entidades financieras, interesadas en sacar provecho a sus respectivas filiales. Aunque la reestructuración del sector bancario ha provocado que varias alianzas de cajas aún tengan pendiente la reordenación de sus divisiones de seguros, las perspectivas de obtener ingresos con los que hacer frente a las fuertes exigencias de capital están pesando mucho.
“Conocemos a otras compañías que están analizando operaciones similares”, explica Jorge Nicolau, director ejecutivo de Accenture. “Las carteras de vida riesgo que tienen constituidas las aseguradoras pertenecientes a grupos bancarios son una fuente de beneficios contrastados que permite realizar este tipo de operaciones”.
También las alianzas de bancaseguro siguen de moda. David Angulo, director de bancaseguros del Grupo Aviva (líder mundial en este tipo de negocio), explicaba ayer que las joint venture entre bancos y aseguradoras siguen siendo una alternativa muy interesante, porque permiten a la entidad financiera diversificar sus riesgos y conlleva una importante implicación por parte de las dos partes. Además, recuerda que en la redacción actual de la normativa internacional sobre solvencia bancaria, las filiales aseguradoras controladas al 100% por un banco tendrán una penalización en capital.
“Creo que en los próximos meses veremos más operaciones de este tipo, porque tienen sentido para las dos partes”, explica un directivo de una firma que ha participado como asesora en una de las transacciones.

Reaseguro de carteras de vida

En las operaciones de reaseguro “el banco percibe el valor actual de los beneficios futuros que se espera genere la cartera”, explica Jorge Nicolau, director ejecutivo de Accenture. “El titular de las carteras sigue siendo el banco, a través de su aseguradora, y sus primas se integran en su cuenta de pérdidas y ganancias, pero, el beneficio se consolida en las cuentas del reasegurador”.

Esta tendencia fue seguida en los meses posteriores por CaixaBank y BBVA. La caja catalana cerró en noviembre de 2012 una operación de reaseguro con Berkshire Hathaway Life Insurance, propiedad del financiero norteamericano Warren Buffett. La compañía estadounidense pagará a la filial aseguradora de La Caixa una comisión de reaseguro de 600 millones de euros para la cartera de seguros de vida suscrita hasta el 31 de diciembre de 2012, y CaixaBank se apuntará unos ingresos extraordinarios de 524 millones de euros.

La semana pasada, BBVA realizó una transacción muy similar, al reasegurar el 90% de sus seguros de vida en España –1,3 millones de pólizas– con Scor Global Life Reinsurance Ireland, con lo que obtendrá un resultado extraordinario de 441 millones después de impuestos.

A estas operaciones de bancaseguros se suma la alianza estratégica alcanzada en diciembre de 2012 entre el grupo Santander y la aseguradora Aegon, para distribuir seguros de forma conjunta.

En concreto, Santander creó dos compañías: una para seguros de vida y otra para seguros generales, y vendió a Aegon el 51% de cada una. En total, el grupo se anotó unas plusvalías de 410 millones de euros.

Refuerzo del capital

La puesta en valor del negocio asegurador tiene varias ventajas, explica un directivo de una firma de inversión que ha intermediado una de estas operaciones. “El banco no pierde la titularidad de la cartera ni la relación con el cliente, lo cual es muy interesante. Además, así puede liberar capital, en un momento en que el sector financiero ha tenido que hace frente a fuertes exigencias en materia de solvencia”.

En todas las ventas y reaseguros, las entidades financieras han apuntado que los ingresos extraordinarios se destinarían a reforzar el balance del banco.

Normas