La aseguradora cree cree que ha vuelto la confianza de los inversores extranjeros en España

Aviva España entrará en la Sareb con una inversión de seis millones

La filial del grupo británico ganó 179 millones en 2012, un 5% más que el año anterior

La venta de su 'joint venture' con Bancaja reducirá su beneficio un 40%

Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España, junto a David Angulo, director de Bancaseguros del grupo Aviva.
Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España, junto a David Angulo, director de Bancaseguros del grupo Aviva.

El consejero delegado de Aviva España, Ignacio Izquierdo, ha anunciado esta mañana la entrada de la aseguradora en la Sareb -el conocido como 'banco malo'-, con una inversión de unos seis millones de euros “en diversas carteras”.

Durante la presentación de los resultados anuales de la compañía, Izquierdo ha explicado que la demora en su participación se debe a que la empresa ha estado estudiando y analizando la operación, “tal y como desean los clientes”.

Hasta ahora, había mucha incertidumbre respecto a la inversión en ciertas carteras de la Sareb, por eso hemos estado analizándola y, una vez que se han resuelto esos matices, hemos decidido invertir”, ha aseverado el consejero delegado, quien cree que esta operación “no tiene mayor importancia, pues se trata de un activo como otro cualquiera”.

Izquierdo ha recalcado que la aseguradora es una “clara” inversora en renta fija en España, “porque confía plenamente en la deuda española y piensa que hay valor en ella”. Asimismo, ha asegurado que el grupo no entiende que esta inversión pueda suponer una penalización por parte de las agencias de 'rating', “ya que la empresa tiene uno de los mejores del sector (A-)”.

Beneficios en 2012

Aviva España logró aumentar su beneficio neto un 5% en 2012, hasta los 179 millones de euros, a pesar de que el grupo registró unas pérdidas de 3.050 millones de libras (3.496 millones de euros) en todo el mundo, debido a la venta de su negocio en Estados Unidos por 3.300 millones de libras (3.783 millones de euros).

Durante la presentación de los resultados anuales, el consejero delegado de la aseguradora en España, Ignacio Izquierdo, ha subrayado que la división española tuvo un “papel muy destacado” el pasado año, “a pesar de lo complejo que fue para el grupo y para la economía mundial”.

La firma consiguió batir su récord de beneficios por quinto año consecutivo y mantener su dividendo. En concreto, el beneficio antes de impuestos se incrementó un 8%, hasta los 253,4 millones de euros, y el montante dedicado a dividendos solo se redujo un en dos millones, hasta los 146 millones.

Por su parte, los recursos gestionados descendieron un 2%, pasando de 14.217 millones en 2011 a 13.885 millones en 2012, “aunque lo importante es continuar en torno a los 14.000 millones”. El total de gastos de la compañía ascendió a los 31 millones de euros, nueve de ellos derivados de los costes por póliza.

Según el consejero delegado, “España es un mercado fundamental para el grupo, con muchísimos clientes y suponiendo el 11% del beneficio operativo del grupo en 2012”. Para Izquierdo, el sector asegurador “ha seguido demostrando mucha resistencia en un año muy complicado”.

Aviva España ha señalado que el pasado ejercicio estuvo “muy enfocado” en la rentabilidad y la eficiencia de capital. “No hemos estado centrados en volúmenes de primas, aunque han bajado, pero ahora lo importante es que el negocio sea eficiente y no fijarnos en las primas sin más”, ha recalcado.

El director de bancaseguros del Grupo Aviva, David Angulo, ha explicado que el objetivo de la empresa en España es el mismo que en todos los países, “que es crecer y generar un 'cash flow' (flujo de caja) positivo”. En este sentido, ha matizado que el negocio en España “no tiene más presión que el del resto de países, sino que seguirá con la misma política”.

Angulo ha señalado que las pérdidas que ha registrado el grupo en todo el mundo han hecho que se haya reducido el dividendo de 2012 y los bonus a los directivos, “ya que estas partidas deben alinearse con los resultados de la compañía”.

Para 2013, la aseguradora espera seguir generando cash flow y creciendo, “con la idea de pagar dividendos y también reinvertir parte de los beneficios”. Además, Aviva quiere superar el objetivo de ahorro de 400 millones de libras (458,3 millones de euros) en costes y buscar una simplificación de sus métricas. 

Venta de la participación en Aseval

En lo referente de la venta de su participación en Aseval (Bankia) por 608 millones de euros, Ignacio Izquierdo ha avanzado que supondrá una reducción del beneficio de alrededor del 40% el próximo año y una pérdida de unos 800.000 clientes, hasta los 1,5 millones.

La aseguradora ha explicado que gestionará las pólizas de Aseval durante unos 12 meses, hasta que Bankia las asuma. Por este servicio Aviva no registrará ningún beneficio, “aunque Aseval tendrá que pagar por ese trabajo”

Normas
Entra en El País para participar