Las operadoras reducen su endeudamiento en 15.000 millones el pasado año

Telefónica lidera el recorte de deuda de las grandes ‘telecos’ europeas en 2012

El recorte de la compañía española fue de 5.045 millones

César Alierta, presidente de Telefónica.
César Alierta, presidente de Telefónica.

Obsesión por el desapalancamiento en las telecomunicaciones del Viejo Continente. Durante el ejercicio de 2012, las cúpulas directivas de la mayoría de las grandes operadoras europeas de telecos insistieron en las políticas de reducción de deuda. En su conjunto, estas empresas recortaron su endeudamiento en cerca de 15.000 millones de euros. Uno de los mayores descensos de la historia.

Por compañías, Telefónica fue quizá la operadora que más agresividad puso en el desapalancamiento. La operadora española redujo su deuda financiera neta en algo más de 5.045 millones de euros en el conjunto del ejercicio, situando la magnitud a final del año en 51.259 millones. Pero es que, a final del primer semestre, la deuda superaba los 58.000 millones. En ese momento, la dirección de Telefónica decidió suspender el pago de dividendos y acelerar el programa de venta de activos no estratégicos. Ahora, de cara a 2013, la teleco prevé dejar la deuda por debajo de los 47.000 millones.

Deutsche Telekom, por su parte, redujo su deuda financiera neta en un 8,1% (unos 3.000 millones de euros) a lo largo de 2012, hasta situarla en 36.900 millones. La operadora germana, que no pudo llevar a cabo la venta de su filial en EE UU a AT&T, insistió en que mantuvo su “disciplina en el control de costes” durante el ejercicio.

A su vez, Vodafone recortó su deuda en 2.200 millones de libras (unos 2.550 millones de euros) durante el año natural de 2012. La teleco británica, que cierra su ejercicio fiscal a final de marzo, tenía una deuda de 25.500 millones de libras (en torno a 29.280 millones de euros) a la conclusión de diciembre. Vodafone se vio favorecida en este proceso de desapalancamiento por los millonarios dividendos percibidos de su participación en la estadounidense Verizon Wireless.

Dentro de esta clasificación, Telecom Italia redujo su deuda en 2.140 millones de euros en 2012, hasta situarla en 28.274 millones. La empresa, participada por Telefónica en cerca de un 10%, destacó que el flujo libre de caja registró un incremento superior al 12% durante el pasado ejercicio.

Dentro de esta carrera, TeliaSonera recortó su deuda neta más de 11.600 millones de coronas suecas (en torno a 1.400 millones de euros), situándola en 59.443 millones de coronas (en torno a 7.150 millones de euros). El mayor impulso vino en el cuarto trimestre, cuando la operadora aceleró las desinversiones con las salidas a Bolsa de sus participadas, la rusa MegaFon y la kazaja Kcell. TeliaSonera, que sigue sondeando la venta de la española Yoigo, dijo tras estas operaciones, que se había quedado con la cota de deuda correcta.

Finalmente, France Telecom recortó la deuda en 345 millones de euros en 2012 hasta 30.545 millones, por 400 millones de KPN que situó su endeudamiento en 12.000 millones, y 132 millones de Telekom Austria, que cerró el ejercicio con una deuda neta de 3.348 millones. En definitiva, una tendencia bastante generalizada en la industria europea de las telecos.

La carrera por rebajar los ratios

En los mercados financieros la mirada está puesta en el ratio de deuda financiera neta frente a ebitda. Una vía utilizada para calcular el apalancamiento de las compañías. Así, por ejemplo, Telefónica mantuvo una acelerada carrera durante 2012 por situar este ratio por debajo del objetivo de 2,35 veces. Finalmente, la compañía situó el ratio a final de año en 2,36 veces, si bien con el objetivo de seguir reduciéndolo a lo largo de 2013.

Entre las grandes compañías, quizá la peor situada es la holandesa KPN, que cerró el ejercicio con un ratio de deuda neta frente a ebitda de 2,7 veces, sin incluir la inversión en la compra de espectro en Holanda. De contabilizarse este impacto, el ratio subiría hasta tres veces. KPN emitió deuda por 1.560 millones de euros el pasado viernes con el objetivo de reforzar su balance, dentro de su plan global de emisiones de bonos y deuda de 4.000 millones.

De igual forma, la escandinava TeliaSonera aceleró la venta de activos durante el cuarto trimestre para rebajar este ratio hasta los 1,65 veces, frente los 1,96 veces de final del tercer trimestre.

France Telecom, a su vez, mantiene este ratio en 2,17 veces, si bien sus responsables aseguraron que el objetivo es situar el ratio en el entorno de las 2,0 veces a la conclusión de 2013. En esta misma línea, Deutsche Telekom mantiene situado este ratio en el entorno de las 2,0 veces.

Excepciones

No todas las operadoras redujeron deuda. BT, Belgacom y la noruega Telenor la elevaron. Esta última subió su deuda en 4.500 millones de coronas (unos 604 millones de euros) hasta 33.100 millones de coronas por culpa, en buena medida, de la compra de licencias en países como Thailandia y la India. BT cerró el trimestre con una deuda de 8.140 millones de libras (unos 9.330 millones de euros), un 5,2% más que en la misma fecha del año anterior.

Normas