Las acciones cierran con un descenso el 9,3%

Pescanova, en caída libre, vuelve a congelar al mercado

Las acciones que el pasado jueves valían 17,4 euros ahora se compran por 6,6 euros

Barco de Pescanova
Barco de Pescanova

De esta forma, las acciones del grupo alimentario han cerrado a un precio de 6,3 euros por acción, tras desplomarse el lunes un 60% en su regreso al parque, que se vio retrasado ante la dificultad de casar las peticiones de compra y venta, y cerrar finalmente a 6,96 euros.

Las acciones de Pescanova cerraron el pasado jueves, un día antes de la suspensión, a un precio de 17,4 euros, con una subida del 4,5%. Los títulos del grupo alimentario registran un descenso del 61,5% en lo que va de año.

La compañía gallega presentó el preconcurso en el Decanato de Pontevedra tras anunciar el pasado viernes que no formulará sus cuentas anuales de 2012 y condicionar esta decisión a que tenga la certeza de la venta de ciertos activos de la actividad de cultivo del salmón o renegocie la deuda a través del inicio del preconcurso.

Este procedimiento, según informaron a Europa Press en fuentes jurídicas, ha recaído en el Juzgado Mercantil número 1 de Pontevedra, y se trata de una posibilidad que contempla la Ley Concursal por la que permite a una empresa reconocer ante un juez su situación de insolvencia y contar con un máximo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda con los bancos que le evite declararse en concurso.

La suspensión de la cotización de las acciones se produjo después de que el consejo de administración de Pescanova procediera, de momento, a no formular las cuentas anuales, ante la incertidumbre de poder afirmar el principio contable de gestión continuada en relación a los hechos posteriores al cierre de los resultados de 2012.

 

Damm, convencida de que se encontrará una solución

La cervecera Damm se ha mostrado convencida de que Pescanova podrá solventar la situación coyuntural por la que atraviesa, al tiempo que no ha planteado un mayor peso en la firma gallega, en la que posee un 6,183% del capital.

“Seguimos apoyando a la compañía desde el consejo porque estamos convencidos de que Pescanova solventará esta situación coyuntural que tiene actualmente por la gran calidad de sus activos y el buen funcionamiento de todos sus negocios”, señalaron las mismas fuentes.

Asimismo, la compañía reiteró su apoyo a la firma gallega y se mostró convencida de que Pescanova volverá ser una empresa de futuro. “No nos planteamos ninguna cosa por el momento, estamos bien como estamos y lo que queremos es que la situación se arregle”, señalaron las mismas fuentes, que subrayaron que si Damm apostó por Pescanova es por la calidad de sus activos.

La cervecera Damm es el segundo accionista de Pescanova, por detrás del presidente de la firma gallega, Manuel Fernández de Sousa-Faro, que ostenta el 14,426% del capital, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Pescanova cedía un 22% a la una y media del mediodía y sus títulos se intercambiaban a un precio de 5,4 euros, después de haber abierto la sesión a un precio de 3,60 euros por acción, lo que implicaba un descenso del 48,2%.

Normas