Repite a 0,01 euros por acción

Una avalancha de órdenes de venta vuelve a bloquear a Banco de Valencia en Bolsa

Los inversores de preferentes y deuda subordinada están atrapados en el valor

Las órdenes se casarán previsiblemente en la subasta de cierre

Banco de Valencia vuelve a sufrir el síndrome del valor estrangulado. El valor no ha comenzado a cotizar, debido a la diferencia entre órdenes de venta (cerca de 800 millones de acciones) y de compra (unos 160 millones). El precio de las órdenes, al igual que el viernes, es de 0,01 euros por título, el mínimo al que puede cotizar un valor en la Bolsa española. Al cierre, se han cambiado 187,485 millones de acciones, pero permanecen a la venta 614,701 millones

El viernes, comenzaron a cotizar los 454.412 millones de acciones con los que el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ha saneado la entidad. El 98,9% de BdV está ya en manos de CaixaBank. El resto pertenece a inversores privados. Y la mayor parte de ese 1,1% corresponde a los antiguos dueños de preferentes y deuda subordinada de la entidad, que han recibido unos 4.412 millones de acciones como compensación a su inversión.

A diferencia de otros casos, los inversores en las preferentes (con 65,3 millones de euros en circulación) y de deuda subordinada por 250,6 millones eran mayoritariamente institucionales. Sin embargo, una de las emisiones de los bonos canjeados, con 100 millones vivos, sí se colocó entre pequeños inversores. Estos inversores tratan de salir del valor y colocan una avalancha de órdenes de venta. En los primeros compases de la negociación, hay unos 158 millones de acciones a la compra y cerca de 800 millones a la venta.

El viernes

El pasado viernes, como sucedió en agosto de 2011 con Caja Mediterráneo (CAM) y suele pasar en algunas negociaciones de derechos de suscripción, el desequilibrio desde los primeros compases de la negociación entre las órdenes de compra (por unos 40 millones de títulos) y de venta (más de 671 millones) impidió que Banco de Valencia llegara a cotizar.

Fue en la subasta de cierre cuando se casaron algunas órdenes. Y a 0,01 euros por título, el mínimo al que puede cotizar un valor en la Bolsa española. Se cruzaron operaciones por 40,16 millones de acciones, según Infobolsa. Es decir, el valor está estrangulado. “El escenario más probable es que lo ocurrido el viernes se repita en las próximas sesiones. Los inversores tratarán de salir pero apenas hay órdenes de compra”, explica un operador.

CaixaBank, propietario de Banco de Valencia, no ha comentado nada sobre una eventual exclusión de Bolsa de la entidad pero fuentes del mercado indican que tiene todo el sentido. “Lo lógico es que a los pocos accionistas individuales que quedan se les proponga un canje por títulos de la propia CaixaBank”, señalan fuentes financieras. Una portavoz de CaixaBank ha asegurado que la entidad catalana no contribuyó al desplome bursátil: “CaixaBank no tiene acciones de Banco de Valencia a la venta”, aclaró el viernes.

Normas