Ganó 84,6 millones en 2012 tras dotaciones de 585 millones

Kutxabank esperará a 2014 para abordar compras o fusiones

La entidad aspira a un mayor tamaño pero prevé un 2013 complicado

Mario Fernández, presidente de Kutxabank, ha manifestado hoy que "debiéramos tener un tamaño mayor" pero la entidad esperará a 2014 para abordar fusiones o integraciones con otros grupos del sector. El presidente del banco vasco reiteró que "me gustaría" un volumen de activos que superara los 120.000 millones (Kutxabank contabilizaba 66.707 millones al cierre del 31 de enero pasado), pero en 2013 "no hay intenciones de realizar operación alguna". Ni con Banco Gallego, por los comentarios surgidos por esta posible relación, ni con Catalunya Caixa, "donde nos hemos limitado a conocer, porque así se aprende", pero Kutxabank no presentará un oferta vinculante por esta entidad "ni aunque se amplíe el plazo".

 

En 2012, el primer ejercicio completo tras la aportación de la actividad financiera de BBK, Kutxa y Caja Vital a Kutxabank, el banco vasco ganó 84,6 millones tras dotaciones de 585 millones. CajaSur aportó 4,8 millones al resultado consolidado.Con una gestión "prudente" y "sin necesidad de recurrir a ayudas públicas", dijo Fernández, Kutxabank situó su coeficiente de solvencia en el 10,8%. El volumen de negocio contabilizado fue de 114.694 millones y la inversión crediticia se situó en 48.881 millones (el 80% son préstamos hipotecarios, con un riesgo vivo de 35.000 millones). La mora fue del 6,11% antes de CajaSur y del 9,57% con la entidad andaluza. El margen de intereses creció un 13,3% (hasta 921,3 millones) y el margen de explotación subió un 6,6%, hasta 671 millones.

Kutxabank ha superado su compromiso de destinar el 30% del resultado a obra social. Finalmente dedicará el 34% del beneficio (27,9 millones) y no descarta más si la junta de accionistas del próximo abril aprueba un dividendo complementario para este ámbito.

Mario Fernández se bajará un 10% el sueldo este año 2013 y percibirá 463.500 euros, sin retribuciones variables. En 2012 ingresó 515.000 euros y recordó el límite de 500.000 euros para los principales ejecutivo de las entidades nacionalizadas. Las desinversiones en la cartera de participadas (con un valor en libros de más de 2.000 millones) continuarán a medio plazo por la normativa de Basilea, que penaliza los balances por las participaciones empresariales. Iberdrola, donde roza el 5%, seguirá siendo una "inversión estratégica. Kutxabank está culminando su integración informática y reordenará su presencia en el capital de sus dos suministradores actuales, Ibermática e Informática de Euskadi, con una probable entrada de IBM y Accenture, de una forma que Fernández no especificó. Sí que aseguró que "se está trabajando para mantener los niveles de empleo" en las dos participadas citadas.

De vuelta al negocio hipotecario, Kutxabank ha renegociado 3.257 préstamos con clientes con problemas. Su intención es la de trabajar "con personas de buena fe" y que quieren responder a sus compromisos, dijo el presidente del banco. En ese sentido, en el 92,77% de esa revisión de créditos se ha llegado a acuerdos.

Fernández se mostró muy crítico con las políticas de austeridad y con las estrategias de los países más desarrollados de Europa, en referencia a Alemania y Francia, porque encarecen la financiación del resto. Negó que hubiera recortes al crédito a las empresas. "Ninguna demanda solvente ha sido desatendida. En 2012 recibimos 1.433 peticiones y aprobamos 1.270, el 88,6%".

Normas
Entra en El País para participar