El cambio se atribuye al coste de los nuevos impuestos energéticos

España se ha convertido en importador neto de electricidad con Portugal

España siempre fue exportadora neta

Los impuestos hacen menos competitivo el precio

Con Francia se mantiene la balanza positiva

Capacidad de interconexión entre España y sus vecinos Ampliar foto
Capacidad de interconexión entre España y sus vecinos

En los últimos meses del año pasado ya se observó un cambio en la tendencia exportadora neta de España en el comercio de electricidad con Portugal, quizá porque el mercado ya comenzó a absorber los nuevos impuestos a la energía. Pero ha sido en los dos primeros meses de 2013 cuando se ha confirmado: España se ha convertido en importador neto de electricidad con Portugal, al comprar al país vecino 505,9 GWh frente a unas exportaciones de 361,9 GWh, con un saldo del 72%, según datos de REE.

 Estos datos chocan con los de años anteriores donde la balanza se inclinaba sustancialmente en favor de España. Como ejemplo, lo ocurrido en 2012, cuando importó de Portugal 407,7 GWh y exportó 8.304,4 GWh. O en 2011, año en que compró 1.634,8 GWh y vendió 4.444 GWh.

Fuentes del sector, atribuyen este balance negativo al coste que han supuesto los nuevos impuestos energético, especialmente el que grava con un 7% los ingresos obtenidos por todo tipo de generación eléctrica, que entraron en vigor el 1 de enero.

Las empresas y los expertos ya advirtieron que uno de los efectos secundarios de la nueva fiscalidad sería este. Al ser los nuevos impuestos internalizados en el precio final, estos han subido en España, pero no en Portugal, Francia o Marruecos, los tres países con los que hay interconexión.

Hasta enero, España era exportador neto hacia Portugal porque los precios eran sistemáticamente más competitivos que los portugueses. Ahora, la situación se ha invertido, lo que podría agravar la que sufren de las centrales de ciclos combinados, cuyo grado de utilización llega al 10% en algunos casos. Si para sostenerlos, las eléctricas reclaman más pagos por capacidad y el Gobierno acepta, parte de los ingresos obtenidos se diluirían como un azucarillo. También, por el descenso de la producción.

De momento, la balanza negativa solo se ha registrado con Portugal, pero no con Francia, ni en el conjunto de las interconexiones. Con el país galo las exportaciones alcanzaron los 759,9 GWh en los dos primeros meses del año y las exportaciones sumó 973,6 GWh.

Otros expertos consideran que es demasiado pronto para ver el efecto de los impuestos, porque tanto enero como febrero han tenido precios de muchas horas bajos por la gran producción eólica. Aunque el precio medio del mercado diario se mantuvo “inusualmente alto en enero”, pese a la baja demanda y la alta eolicidad, hubo muchas horas de precios baratos en enero y muchas más en febrero.

En enero influyó también la salida del carbón nacional del mercado (las eléctricas no produjeron ante la falta de un reglamento para este año con las condiciones para producir) y se produjeron ciertas prácticas por parte de las eléctricas en el pool que están siendo invstigadas por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Es probable que el efecto de verdad se pueda ver a medio plazo, en meses con poca generación renovable, añaden.

 

Al REE le favorece la nueva ley de las extrapeninsulares

El nuevo anteproyecto de ley con el que el Gobierno pretende reformar los sistemas extrapeninsulares (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla) beneficia, una vez más, al operador del sistema, REE. La empresa de la SEPI, que preside el expolítico José Folgado, se libró el año pasado del recorte que el Gobierno aplicó a la distribución y, aunque también el transporte (su actividad junto con la operación del sistema) sufrió un tajo, fue muchísimo menor.

El anteproyecto aprobado el viernes por el Consejo de Ministros, que afecta de pleno a Endesa, obliga a que las instalaciones de bombeo y las regasificadoras pasen a ser titularidad de Red Eléctrica y Enagás, respectivamente. En lo referente al bombeo, se trata de una medida, en principio, incompatible con la directiva europea sobre electricidad, que impide que el gestor de la red de transporte pueda gestionar plantas de generación de electricidad. REE y Endesa, que ya se vio obligada a vender a la compañía pública sus redes de alta tensión en los archipiélagos, llevan mucho tiempo porfiando por el bombeo.

La reforma, que fue anunciada por el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, la semana pasada en la feria del sector Genera, no se esperaba con tanta celeridad.

La eléctrica propiedad de Enel no ha querido hacer ningún comentario sobre el nuevo anteproyecto, que ha estado analizando durante el fin de semana. La norma pretende abrir la puerta a otros operadores, un control sobre la disponibilidad de las plantas o la fijación de las adquisiciones de combustibles con “métodos competitivos”. Los sobrecostes de estos sistemas suponen en los peajes unos 1.900 millones de euros.

Normas