Pese a la venta de activos, mantuvo la posición frente a la presión de Deutsche Telekom
Un visitante del Mobile World Congress de Barcelona.
Un visitante del Mobile World Congress de Barcelona. REUTERS

Telefónica retuvo en 2012 el liderazgo por ingresos de las ‘telecos’ europeas

La crisis y la competencia penalizaron a las operadoras del Viejo Continente

Las grandes operadoras europeas ya han publicado las cuentas de 2012. Los resultados muestran que Telefónica mantuvo el primer puesto del ranking en el Viejo Continente por ingresos, frente a la presión de Deutsche Telekom. El grupo español registró unos ingresos de 62.356 millones de euros por 58.200 millones de la teleco germana.

En los últimos meses habían surgido comentarios en la industria sobre un posible cambio en el liderazgo de la clasificación provocado por un lado por la estrategia de venta de activos puesta en marcha por Telefónica para reducir deuda (su salida del perímetro de consolidación podía penalizar los ingresos); y por otro, la suspensión de la venta de la filial de T-Mobile USA, filial de Deutsche Telekom en EE UU, a AT&T.

En tercer lugar se habría mantenido Vodafone. La empresa no ha presentado sus cuentas anuales porque su ejercicio fiscal concluye el 31 de marzo. No obstante, en el año natural de 2012 (al sumar el cuarto trimestre del anterior ejercicio fiscal y los tres primeros trimestres del ejercicio en curso), habría alcanzado unos ingresos de 44.447 millones de libras (unos 51.600 millones de euros). En el anterior año fiscal completo facturó 46.417 millones de libras (unos 53.660 millones de euros).

A continuación se situó France Telecom con 43.515 millones de euros, superando a grupos como Telecom Italia, que alcanzó un volumen de negocio de 29.503 millones; Telenor, que alcanzó los 101.700 millones de coronas noruegas (unos 13.580 millones de euros); TeliaSonera, que obtuvo unos ingresos de 104.800 millones de coronas suecas (en torno a 12.500 millones de euros); y KPN, que se quedó en 12.708 millones.

Lo cierto es que 2012 no fue bueno para las operadoras europeas. La mayoría registró caídas en sus volúmenes de negocio a causa del agravamiento de la crisis y su impacto sobre el consumo y el gasto de los clientes, además del endurecimiento de la competencia en áreas como el móvil y la banda ancha fija.

Así, Telefónica y Deutsche Telekom vieron como sus ingresos caían un 0,8%. La firma española se vio penalizada por la caída del volumen de negocio del 13% en España, bajada compensada por la subida en Latinoamérica. La teleco teutona sufrió caídas de ingresos superiores al 8% en sus filiales en Grecia, Bulgaria y Croacia, y del 2% en Alemania.

Orange, a su vez, registró una caída de ingresos del 0,6%, motivada por el empeoramiento de los resultados de su filial en Polonia y el impacto que ha tenido en su negocio en Francia la guerra de tarifas en el móvil. España, por el contrario, fue una de las grandes alegrías de France Telecom, al elevar los ingresos un 0,9% pese al agravamiento de la crisis y la guerra de precios.

TeliaSonera repitió resultados gracias al avance de su negocio móvil en Suecia y España. De hecho, su filial Yoigo registró el mayor crecimiento de esta división, por delante de Suecia. En el resto de mercados, Finlandia, Noruega, Dinamarca… los ingresos bajaron.

Telecom Italia avanzó un 0,5% en términos orgánicos, si bien cedió un 1,5% en términos reportados, por el retroceso de la actividad en el mercado italiano. La holandesa KPN sufrió una caída de los ingresos del 3,5% por la ralentización del negocio en Alemania y el aumento de la competencia en Holanda.

Aunque, no todas las telecos redujeron ingresos. La noruega Telenor elevó sus ingresos un 5% en 2012 gracias a la fortaleza de su negocio en su mercado de origen y al crecimiento de sus operaciones en Asia. A su vez, Belgacom elevó su volumen de negocio un 0,9% hasta 6.462 millones de euros gracias al éxito de sus ofertas convergentes.

La complicada pugna por la rentabilidad

Telefónica también mantuvo el primer puesto en el ranking de operadoras europeas por Ebitda, al superar en 2012 los 21.231 millones de euros, un 3,9% menos orgánicamente que en el año anterior. La teleco frenó la caída de esta magnitud gracias a la estabilización en España.

Deutsche Telekom registró un Ebitda ajustado de 17.978 millones de euros, un 3,8% menos que en 2011. El margen de Ebitda se situó en el 30,9%, 0,9 puntos porcentuales menos que en el año anterior, a causa del aumento de la inversión en el despliegue de las redes de telefonía móvil de nueva generación en el mercado alemán.

El Ebitda de France Telecom fue de 13.785 millones de euros, un 7,4% menos que en 2011 por culpa de los mayores costes laborales y la bajada de las tarifas de interconexión, entre otras medidas.

Telecom Italia registró un Ebitda de 11.665 millones de euros en 2012, un 2% menos que en el ejercicio anterior en términos orgánicos, por culpa en buena medida de la ralentización del negocio en el mercado transalpino.

A su vez, el Ebitda de KPN bajó un 12% en 2012 hasta 4.528 millones por culpa, entre otros factores, de la inversión en espectro en Holanda y la mayor actividad comercial en Alemania y Bélgica.

Normas
Entra en EL PAÍS