Operación inmobiliaria

Villar Mir negocia convertirse en accionista de referencia de Colonial

Desmarca al grupo OHL de la posible operación sobre Colonial

La participación de Grupo Villar Mir sería inferior al 30%

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir (i), durante la presentación de los resultados de 2010 a analistas e inversores.
El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir (i), durante la presentación de los resultados de 2010 a analistas e inversores.

El empresario Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL, ha explicado esta mañana en el marco de la presentación de resultados de la compañía que estudia convertirse en accionista de referencia de la inmobiliaria Colonial manteniendo a los bancos acreedores en el capital, que hoy cuentan con el 80%. Villar Mir desamarca la posible operación sobre Colonial del grupo OHL; la entrada en la inmobiliaria se efectuaría a través de Grupo Villar Mir. La participación no sería nunca superior al 30%, evitando una opa, y queda descartada la fusión entre Inmobiliaria Espacio, del grupo Villar Mir, y Colonial.

"Hemos estudiado los activos de Colonial y estamos en contacto con la banca acreedora y con el presidente de la inmobiliaria para encontar una fórmula que evite el deterioro de unos activos muy endeudados. De momento no tenemos un acuerdo", ha afirmado Villar Mir ante los analistas que siguen a OHL. Su entrada en Colonial supondría poner en marcha una ampliación de capital en la inmobiliaria y una reducción de deuda, segúnla hoja de ruta de Grupo Villar Mir.

Colonial registró pérdidas de 201 millones de euros hasta septiembre de 2012. La deuda financiera de la compañía asciende a 3.454 millones de euros y el próximo año vencen 2.043 millones. Colonial contabiliza su división de suelo, Asentia, como activo disponible para la venta, con una deuda de 1.432 millones de euros.

La elevada deuda de Colonial proviene de las operaciones que llevó a cabo la compañía estando presidida por Luis Portillo. El empresario sevillano abandonó la presidencia de Colonial a finales de 2007 cuando la inmobiliaria tenía una deuda de 9.000 millones de euros.

Normas