El mercado de obra pública, en mínimos de 20 años