Breakingviews

Una rebaja aprovechable

La única cuestión era saber qué agencia de calificación dispararía primero. Moody's apretó el gatillo, quitándole al Reino Unido su triple A. Es una humillación política para el gobierno británico, pero la rebaja también elimina la amenaza constante. Lo irónico es que la humillación puede ayudar a que el Reino Unido se recupere antes y sin recurrir a la política monetaria en la guerra de divisas.

Es poco probable que la política fiscal cambie mucho. George Osborne seguirá conteniéndose por las malas perspectivas para el déficit. Y los bonos no subirán. Las rebajas en EE UU y en Francia no cambiaron mucho las cosas. Cuando los deudores son débiles y los intereses absurdamente bajos, un recorte de las calificaciones disuade a pocos inversores.

La libra es otra historia. La esterlina ya estaba baja cuando la agencia disparó. Cayó bruscamente por las noticias de la rebaja y está en riesgo de caer hasta 1,50 dólares. El euro podría escalar a 90 peniques, llevando la libra cerca de sus mínimos de 2009. Eso es malo para los exportadores al Reino Unido.

Para los productores británicos, una moneda débil es una buena noticia. El último informe de la Confederación de la Industria Británica dice encontrar una mayor demanda en los mercados domésticos y, en menor medida, en los de exportación. Una libra aún más débil ayudará a un sector que ha sido un lastre para el crecimiento.

Una libra débil repercutirá pronto en los precios. La inflación, ahora en el 2,7%, es probable que llegue al 3%. Pero esto también puede aliviar la incertidumbre. El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, y otros dos miembros sabotearon la libra este mes al votar por una mayor facilidad cuantitativa. Pero una mayor inflación endurecería la resistencia a esta facilidad en el comité de política monetaria.

La falta de crecimiento y la creciente deuda animaron a Moody's a la rebaja. æpermil;sta podría ayudar al crecimiento. Pero Moody's parece sensata al haber juzgado la perspectiva del Reino Unido como estable y no negativa.