Debate del estado de la nación

El PP buscará pactos para avanzar en la regeneración democrática

El PSOE critica que Rajoy no mencionara el 'caso Bárcenas'

El presidente defiende que no estará satisfecho hasta que se cree empleo

GRA146. MADRID, 21022013.- El portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, durante su intervención en la segunda sesión del debate sobre el estado de la nación, esta mañana en el Congreso de los Diputados. EFEFernando Alvarado
GRA146. MADRID, 21/02/2013.- El portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, durante su intervención en la segunda sesión del debate sobre el estado de la nación, esta mañana en el Congreso de los Diputados. EFE/Fernando Alvarado EFE

El PP anunció que va a buscar “puntos de encuentro” con la oposición de cara a las resoluciones del debate sobre el estado de la nación que se aprobarán la semana que viene en lo que tiene que ver con la “regeneración democrática” y la lucha contra la corrupción. “Nosotros, sobre todo en lo que afecta a regeneración democrática intentaremos buscar puntos de encuentro”, dijo el portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, en el Congreso.

Finalizado el pleno, Alonso hizo balance de un “debate que no ha terminado” y en el que le parecieron “muy pobres las propuestas de la oposición”. “No han planteado alternativas, pero tienen una segunda oportunidad en el debate de propuestas de resolución de la semana que viene”, señaló.

A su juicio, fue un debate de “contenido importante”, por el discurso de Rajoy, “un discurso de iniciativa de Gobierno que lanza una segunda generación de reformas y un plan de regeneración de la vida pública, que es lo que tiene contenido y lo que ahora tenemos que desarrollar”. Sobre las demandas de transparencia en la Casa Real que expresaron algunos portavoces, explicó que “responden a una posición minoritaria en el país, porque la mayoría está en la defensa de la institución”.

Así, Gobierno y PP coincidieron al valorar que el debate ha reforzado al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, al plantear propuestas claras y beneficiosas para España, apreciación rebatida desde el PSOE, que estimó que se ha constatado su debilidad, entre otros motivos, por el caso Bárcenas.

Muy satisfecho con el resultado del debate se mostró Rajoy en los pasillos del Congreso nada más acabar la sesión. Para él, quedó demostrada la fortaleza del Gobierno y la utilidad de las dos jornadas para hacer un balance de la situación por la que atraviesa España.

Eso sí, advirtió de que no estará completamente satisfecho hasta que no llegue el crecimiento económico y la creación de empleo. De cara al futuro, manifestó que le gustaría contar con algunos partidos de la oposición: “hay algunos que no sé exactamente dónde están” –dijo– y que intentará recabar su apoyo, pero subrayó que, si no lo logra, seguirá adelante convencido de que está avanzando por la senda correcta.

La visión fue bien distinta desde las filas del PSOE, ya que, en nombre del partido, su secretario de Política Autonómica y Relaciones Institucionales, Antonio Hernando, consideró que el debate demostró la debilidad de Rajoy.

Entre otros motivos, según explicó, por el caso Bárcenas, un nombre que ha recordado que Rajoy no ha pronunciado ni una vez ante el pleno. Por ello, quiso ayudarle a hacerlo sin miedo y le invitó a repetir con él: “Bár-ce-nas”.

Para el PSOE, este asunto es “la asignatura pendiente” de Rajoy, al tiempo que considera que el presidente del Gobierno se limitó a dejar claro que “lo hecho, hecho está” y que “está bien hecho”, además de pedir a los ciudadanos que “no se quejen tanto”. Frente a ello, contrapuso la intervención del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, del que dijo que “ha sabido estar a la altura de la encrucijada histórica” en la que está el país, “ofreciendo pactos y soluciones”.

Normas