Registra unos números rojos de 864 millones tras fuertes dotaciones

Unnim casi duplicó sus pérdidas en 2012

Unnim Banc, entidad propiedad del BBVA, registró en 2012 unas pérdidas de 864 millones de euros, lo que supone prácticamente duplicar los 469 millones de números rojos del ejercicio anterior.

Unnim, resultado de la fusión de Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu y ahora propiedad de BBVA, cerró el pasado ejercicio con unas pérdidas de 864 millones de euros frente a los 469 millones de números rojos registrados en 2011, según los datos remitidos hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Un resultado que se produce después de que la entidad financiera detinara 474 millones a provisiones. En el ejercicio anterior las dotaciones por insolvencias ascendieron a 94 millones de euros.

El BBVA completó en julio del pasado año la compra del 100% de Unnim Banc, la entidad que fue nacionalizada y subastada por el Estado, tras haber obtenido las autorizaciones pertinentes de las autoridades comunitarias.

El BBVA, que ha mantenido la marca Unnim en las oficinas, se adjudicó la entidad catalana a principios de 2012 a un precio de un euro.

A finales del pasado año, BBVA y los representantes de sus trabajadores pactaron la salida de 1.169 empleados de Unnim, con el fin de dar cumplimiento a los ajustes exigidos por Bruselas tras la adquisición de la entidad catalana por parte del banco.

El plan, que incluía el cierre de más de 330 oficinas, contemplaba además prejubilaciones, recolocaciones y bajas incentivadas que se consumarán progresivamente hasta mediados de 2014.

En 2012, la plantilla de Unnim descendió en 378 personas, hasta 2.993.