La iniciativa de BBVA pretende crear 10.000 puestos de trabajo

Yo Soy Empleo anima a las pymes a aumentar plantilla

La iniciativa de BBVA pretende crear 10.000 puestos de trabajo

"Sabemos que es una iniciativa modesta", admite Antoni Ballabriga, director global de responsabilidad y reputación corporativas de BBVA. "Pero entendemos que es nuestra responsabilidad dar un paso más, con medidas concretas". La idea, además, es que esos 10.000 empleos sean solo el arranque, que se cubran los puestos lo antes posible y poner en marcha nuevas ayudas.

La iniciativa, que arranca hoy mismo, se sustenta en tres pilares: inyección económica directa a pymes y autónomos para la contratación; formación en escuelas de negocios de referencia en España, y un servicio completo de intermediación laboral. Y todo ello articulado en torno a la página web www.yosoyempleo.es, que servirá de punto de encuentro entre oferta y demanda. Al proyecto se han destinado inicialmente 25 millones de euros.

La primera medida de Yo Soy Empleo consiste en una aportación económica directa a pymes y autónomos para que sufraguen parcialmente las primeras nóminas de los empleos que creen: 3.000 euros netos si el contrato es indefinido o 1.500 euros por cualquier otra modalidad de contrato con una duración mínima de un año.

A los empleadores se les exige estar al corriente de sus pagos a la Seguridad Social y de sus obligaciones tributarias y no estar inmersos en procesos concursales. Además, se establece un tope de 10 personas por empresa. Los contratados deberán llevar en situación de paro al menos dos meses. También se les exige tener una vinculación de cuenta abierta en el banco, porque la ayuda está repartida en cuatro trimestres y se irá ingresando en dicha cuenta. "Nos sirve como un sistema de control de que esa persona está efectivamente trabajando y de que está cobrando su nómina", señala Ballabriga.

El segundo eje del proyecto es la formación, clave para el crecimiento de las pymes. De carácter presencial, estará destinada a 2.000 pymes y autónomos en España. Con ello se quiere facilitar también el networking entre las empresas participantes promoviendo un auténtico ecosistema de apoyo a la pyme generadora de empleo. Los cursos, de carácter gratuito, se harán en colaboración con Esade, Instituto de Empresa, Deusto Business School e Instituto Internacional San Telmo. Están distribuidos en ocho módulos, con una duración de 36 horas.

La tercera gran medida es la intermediación laboral. En colaboración con Infoempleo, se ofrecerá un servicio completo de intermediación y selección laboral para las empresas participantes y para las personas desempleadas.

Antoni Ballabriga recalca que "no es una campaña de marketing, sino un plan". Asimismo destaca su "carácter de apuesta clara por el empleo", que se apoyará en un trabajo en cascada de la red del banco. "Es además una iniciativa que está abierta a otras entidades que quieran sumarse", afirma.

Un empujón para dar el salto

El nombre del plan tiene su significado. Yo Soy Empleo hace protagonistas a las pymes (hasta 250 empleados) y autónomos, que es la base en que se articula el tejido económico en España (supone el 99,8% del total de empresas). Un reciente estudio de la consultora Millward Brown, Por y para el empleo, constataba que en España existe un 40% de pymes y autónomos a los que no les va mal pese a la crisis y que el año pasado tuvieron un volumen de negocio similar al anterior o incluso lo mejoraron. Y de estas empresas, la mayoría, un 70%, estarían dispuestas a contratar más plantilla si se incentivaran las condiciones de contratación con ayudas económicas y con formación y asesoramiento. "Yo Soy Empleo quiere ser el empujón que necesitan esas empresas para dar el salto", señala Antoni Ballabriga.

Normas