Caja España dice que aún hay dos vías para abordar su recapitalización

Unicaja negocia contra reloj la compra de Ceiss al FROB

Unicaja esperaba cerrar antes del viernes la compra de Banco Ceiss al FROB, pero tras varios tiras y aflojas la pelota vuelve ahora a estar en el tejado de Bruselas. El consejo de Caja España Duero aprobó ayer su transformación en fundación de carácter especial tras perder su participación en lo que era hasta ahora su filial, Banco Ceiss, al tener una valoración negativa de 288 millones de euros.

La entidad que preside Braulio Meldel mantenía ayer reuniones contrarreloj con los actuales propietarios de Banco Ceiss, entidad nacionalizada la semana pasada, para intentar llegar a un acuerdo para adquirir la firma castellanoleonesa con la que lleva más de un año y medio de negociaciones.

Fuentes cercanas a Unicaja aseguraban ayer que la operación podría anunciarse en las próximas horas, aunque reconocían que todavía existían flecos por cerrar con su actual dueño, el FROB. Además, explicaban las exigencias de Medel volvían a chocar en parte con Bruselas, pese a todo, reconocían la voluntad de Unicaja por cerrar esta compra.

Las posibilidades que tiene Medel de llegar a un acuerdo tienen el tiempo contado (dos o tres días a lo sumo), ya que una vez que Bruselas inyecte las ayudas públicas de 604 millones de euros a Ceiss este tendrá que ser subastado. Caja España Duero ya había recibido en 2010 otros 525 millones de euros aportados por el FROB en forma de participaciones preferentes

El FROB ha contactado con varios bancos solventes para conocer su interés por Ceiss. Banco Sabadell, de hecho, ya ha declarado públicamente que está interesado en estudiar su posible compra si sale a subasta. Varias fuentes del sector aseguran que Kutxabank también estaría interesado en examinar Ceiss, aunque fuentes oficiales de la entidad vasca desmienten dicho interés.

Mientras, el consejo extraordinario de Caja España Duero, hasta la semana pasada dueña de Banco Ceiss, aprobó convertirse en una fundación de carácter especial para seguir ejerciendo su obra social en su territorio de actuación, a expensas de los cambios que introduzca la futura ley de cajas y fundaciones en trámite parlamentario.

La firma no tenía otra opción, una vez que el FROB ha tasado a Banco Ceiss con un valor negativo de 288 millones de euros.

El presidente de la entidad, Evaristo del Canto, informó a los vocales de este órgano del estado de la reestructuración de Banco Ceiss, que creó esta caja.

Sobre el plan de recapitalización de Ceiss, el presidente reiteró que en este momento se encuentran abiertas dos vías para abordar el mismo, la integración con Unicaja y la inyección de capital a través del FROB.

Del Canto también aseguró que la solución final se conocerá "en los próximos días". El presidente de Caja España Duero, entidad que ya ha perdido su influencia en Ceiss, reunió ayer al consejero después de que se conociera el agujero patrimonial Ceiss. El plan de reestructuración de la entidad afectaba a 1.500 trabajadores e incluía el cierre de 265 sucursales. Pese a ello, Del Canto explicó en el consejo que está aparcado y dependerá de si al final Ceiss es adquirido por Unicaja o es subastada.

Hoy está previsto que se reúnan en Madrid los cinco consejeros de Banco Ceiss -cuyos activos tóxicos pasaran a Sareb en los próximos días-, tres de los cuales no asistieron ayer al consejo de la caja, dos de ellos porque no están representados en este órgano de gobierno de la entidad.

El Gobierno de Castilla y León, mientras, confía en que al final Ceiss sea adquirido por la entidad malagueña.

Otras fuentes del sector aseguraban que es muy complicado que si Ceiss al final sale a subasta, como la del resto de las entidades nacionalizadas, no fuera Unicaja la adjudicataria ya que conoce al detalle esta firma con la que lleva año y medio negociando primero su fusión y ahora su compra.

En el último mes el escollo era la valoración que haría el FROB de las preferentes de Ceiss, lo que podría dar a sus titulares un porcentaje cercano al 10% en el capital del banco, algo que no es del todo del agrado de la entidad malagueña.

Protestas de los trabajadores de la caja

Mientras se celebraba el consejo de Caja España Duero alrededor de medio millar de trabajadores de la entidad recibieron ayer con pitidos y abucheos a los consejeros de la entidad financiera que acudieron al consejo de administración, que se celebró en León. Los empleados de la caja pedían responsabilidades por la mala gestión en la entidad financiera con lemas como "que paguen los culpables" o "no a los despidos en Banco Ceiss", o bajo gritos de "dirección dimisión".

En el consejo de administración hubo destacadas ausencias, entre ellas la del secretario autonómico de UGT en Castilla y León, Agustín Prieto, quien presentó su dimisión el pasado 31 de enero por discrepancias con la dirección; el expresidente de la Diputación de León, Javier García Prieto, así como la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco.