"Acatarán la ley", afirma

Guindos: Gobierno y Banco de España respetarán sentencia sobre Sáenz

El ministro de Economía, Luis De Guindos, ha afirmado que tanto el Banco de España como el Gobierno "acatarán la ley y respetarán la sentencia" del Tribunal Supremo que ha anulado en parte el indulto al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz.

Guindos ha mostrado su "respeto absoluto" por la sentencia del Supremo aunque no quiso comentarla, al tiempo que añadió que aún no ha tenido ocasión de leer el fallo aunque lo hará "con detalle".

El responsable de Economía hizo estas afirmaciones durante una conferencia de prensa al término del consejo de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE).

El Tribunal Supremo falló hoy que el Gobierno de Rodríguez Zapatero se extralimitó en sus funciones cuando, al indultar a Alfredo Sáenz, estableció que no le podía afectar ningún "impedimento para ejercer la actividad bancaria".

En la práctica, esa decisión suponía que la existencia de antecedentes penales no afectaría a su honorabilidad como banquero y por tanto no tendría que ser inhabilitado por el Banco de España.

Respecto a las consecuencias que esa decisión pudiera tener para la imagen del banco español, el ministro defendió que "Banco Santander es una entidad de enorme solvencia" y con un "conocimiento de mercados que no tiene parangón en Europa".

También dijo que los trabajadores del Santander son de "gran calidad" y que el banco "es muy importante para la economía española", al tiempo que aseguró que la capacidad de gestión de la entidad "le llevará a seguir siendo uno de los principales bancos de Europa y el mundo".

El ministro también respondió a preguntas de la prensa sobre si ese caso pudiera afectar al decreto que prepara el Gobierno para asegurar la honorabilidad y profesionalidad de los banqueros y que dejará en manos del Banco de España autorizar o no a banqueros condenados a seguir ejerciendo en determinados casos

De Guindos apuntó que ese reglamento, aún en desarrollo, "no irá a favorecer ni a perjudicar a nadie".

Subrayó además que el organismo competente para valorar la honorabilidad de los consejeros de bancos será en un futuro el supervisor único europeo y mientras llega esa figura, lo es el Banco de España.

Respecto al impacto sobre la imagen exterior de los casos de corrupción, el ministro de Economía afirmó que "la corrupción es un elemento indeseable desde el punto de vista de cualquier economía".

Destacó asimismo que "es importante saber que las instituciones funcionan".

"No creo que sea bueno tener la percepción que en España la corrupción es un elemento absolutamente generalizado", aseveró.

"Conozco un montón de instituciones, políticos y servidores públicos honestos. A veces al hacer generalizaciones se les trata injustamente", señaló De Guindos, que consideró que "la transparencia es vital y tenemos que aprender todos".

El ministro añadió que "nadie puede evitar comportamiento individuales negativos. La sociedad debe por ello dotarse de instrumentos de transparencia" para que algunos episodios "no se repitan".