Frente al déficit de 1.800 millones del año anterior

La balanza de la zona euro registró superávit de 14.800 millones en octubre

La balanza por cuenta corriente de la zona euro registró, el pasado noviembre, un superávit de 14.800 millones de euros, frente al déficit de 1.800 millones del mismo mes del año anterior, informó hoy el Banco Central Europeo (BCE).

La autoridad monetaria destacó en un comunicado que estas cifras reflejan el superávit en bienes y servicios. La balanza por cuenta corriente mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias. El superávit en bienes fue en ese mes de 12.600 millones de euros, frente al superávit de 4.900 millones de euros de noviembre de 2011. En servicios, el saldo positivo ascendió a 7.100 millones, frente a los 4.200 millones del mismo mes del ejercicio anterior.

Por su parte, el déficit de transferencias corrientes fue de 7.500 millones de euros, frente a los 11.400 millones de euros de déficit del período de comparación. Entre diciembre de 2011 y noviembre de 2012, la cuenta corriente de la zona euro tuvo un superávit acumulado de 107.600 millones de euros, lo que equivale a un 1,1% del producto interior bruto (PIB) del conjunto de la zona euro.

Frente a estas cifras, en los 12 meses que concluyeron en noviembre de 2011 la zona euro acumuló un déficit por cuenta corriente de 44.900 millones de euros. En la cuenta financiera del área del euro, las inversiones directas y de cartera registraron en noviembre entradas netas de 26.000 millones de euros, frente a las salidas netas de 5.000 millones de euros del mismo mes de 2011.

En los últimos doce meses hasta el pasado noviembre, las inversiones directas y de cartera de la zona euro acumularon unas salidas netas de 11.000 millones de euros, frente a las entradas netas de 179.000 millones de euros de un año antes.

El BCE argumentó que este cambio es principalmente el resultado de unas entradas netas inferiores en inversiones de cartera, lo que refleja el cambio operado en la categoría de instrumentos de deuda, donde se registró un giro de entradas netas a salidas netas.

La balanza de pagos recoge las transacciones comerciales y financieras de un país o un grupo de países en relación con otros y está compuesta de la cuenta corriente y la cuenta de capital.