El seguro de salud aguanta la crisis

El sector volvió a crecer en primas en 2012

El seguro de salud aguanta la crisis.
El seguro de salud aguanta la crisis.

La crisis no ha podido con los seguros de salud. En 2012, en un año en el que volvió la recesión y la economía doméstica se vio afectada por el paro y la subida de impuestos, las pólizas sanitarias aguantaron el chaparrón. Según los datos avanzados el martes por ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras), este seguro creció en primas un 3,1% el pasado año. Contrasta con una caída del 5,32% del sector seguro en general y un descenso del 9% en el de vida.

"Cuando empezó la crisis hace cuatro años difícilmente podíamos pensar que el seguro de salud resistiría, porque quien lo paga tiene un doble aseguramiento, ya que también paga por la sanidad pública. Pero es la actividad que mejor ha resistido", explica Teótimo Sáez, secretario general de SegurCaixa Adeslas. Según él, por dos motivos: "Porque la gente lo usa, lo valora y lo necesita y porque tiene una buena relación calidad/precio".

Los últimos datos disgregados por sectores corresponden al tercer trimestre del pasado ejercicio. En esas cifras se podía comprobar que el número de asegurados crecía un 0,28%, sobre todo gracias al modelo de asistencia sanitaria (por el que el cliente accede a un cuadro médico o a una clínica), mientras que el de reembolso de servicios disminuía. El grupo Mutua Madrileña (que incluye la fusión entre SegurCaixa Adeslas y Aresa) permaneció en el primer puesto por volumen de primas, seguido de Sanitas, Asisa, DKV y Mapfre.

"Una de las claves del éxito es que se ha extendido mucho como beneficio social en las empresas", relata Gabriel Beláustegui, director general de Sanitas Seguros, "además de nuestros importantes esfuerzos comerciales y de ofrecer una amplia gama de productos adaptada en precio a los clientes".

De hecho, una de las debilidades del sector es la elevada rotación entre bajas y altas de los clientes. "Las pólizas de salud son cada vez menos duraderas y la fidelización se reduce. Los clientes siguen teniendo sanidad pública y cuando las dificultades económicas llegan a las familias es un producto susceptible de ser considerado como sustituible", opina Jaime Ortiz, director comercial y de marketing de Asisa. Pero "la mayor rotación se produce entre los clientes de grandes empresas y pymes", añade, gracias a las ventajas fiscales que conlleva. El 30% de los asegurados ya corresponde a grupos y el ratio sigue en aumento. "Nuestra percepción es que en 2013 creceremos menos", reconoce el ejecutivo de Sanitas.

A pesar del crecimiento, alejado del casi 10% previo a la crisis, las compañías sí están sufriendo un descenso en la rentabilidad, en gran parte motivado porque en los seguros colectivos los márgenes de beneficio son mucho menores. "Para un particular el precio puede estar entre 600 y 700 euros al año, y en una empresa esa cantidad es menor", puntualiza. Además, "los costes sanitarios no dejan de crecer por el envejecimiento de la población y por la introducción de nuevas tecnologías. Y eso las compañías lo sufrimos", confiesa el directivo de SegurCaixa.

"Hay un sacrificio en el margen que hemos tenido que ganar gracias a más eficiencia", afirma Manuel Sánchez, director de negocio de salud de Mapfre. "La sanidad privada ofrece a las personas inmediatez en la respuesta a sus necesidades y trato personalizado, es decir, rapidez de accesibilidad a los diagnósticos y tratamientos, así como una gran calidad asistencial por parte de los profesionales", opina Ortiz. "El cliente valora la calidad asistencial y no tener que sufrir las listas de espera. En 2013 el sector crecerá también por la situación de la sanidad pública, que se ha ido deteriorando y cuya calidad no va a mejorar en los próximos años", dice Sánchez.

Y es que existe una percepción en el sector sobre que los ajustes en la sanidad pública pueden beneficiar al seguro privado en los próximos meses por el deterioro de la imagen de lo público. "Todo puede afectar, pero no es relevante", cree, sin embargo, Sáez. "Estamos en el principio de los recortes y sus efectos todavía no se han reflejado en el ciudadano", señala.

Además de la crisis para las familias y los márgenes menores, el sector se enfrenta a un escollo más para 2013. La UE obliga al Gobierno a subir el IVA del 10%_al 21% a los productos sanitarios, lo que puede disparar los costes. Aunque Sáez es optimista: "No creceremos mucho, pero si en cuatro años de crisis el seguro de salud ha aguantado, es previsible que lo haga también el próximo".

Todos los expertos coinciden en que 2013 también será un año movido en lo corporativo, con nuevas compras y fusiones. "Lo estudiaremos", responde por ejemplo el directivo de Asisa. "Valoramos todas las opciones", confirma el de Sanitas.

Pedro Orbe. Director general comercial de DKV: "Hay un trasvase de clientes individuales hacia grupos"

Licenciado en Empresariales y especialista en Actuariales, lleva desde 1987 en el sector del seguro. Desde 2007, Pedro Orbe (Madrid, 1967) es director general comercial de DKV (grupo Munich Health).

Pregunta. ¿Cuál es su previsión sobre la evolución del mercado de seguros de salud en 2013?

Respuesta. A corto y medio plazo creemos que se va a seguir creciendo moderadamente en lo que a facturación se refiere. Estimamos un crecimiento sectorial en salud del entorno del 3%. Si analizamos el número de asegurados en el sector, el crecimiento es mucho más moderado, casi neutro, produciéndose un fuerte trasvase de clientes individuales a grupo.

P. ¿Por qué cree que el seguro de salud se mantiene a pesar de la crisis?

r. La crisis está comenzando a pasar factura a nuestro negocio, y empezamos a tener pérdida de asegurados y una moderación cada vez más acusada de la prima media de los productos que distribuimos, por lo que el crecimiento es más lento.

P. El ajuste de los precios de las pólizas, ¿cómo afecta a su rentabilidad?

r. Es cierto que el precio se está ajustando y esto nos ha obligado a todos los actores de mercado a ajustar nuestros márgenes y a invertir en eficiencia. En nuestro caso, afortunadamente, el descenso de margen ha sido muy moderado.

P. ¿Cuántos asegurados se han dado de baja por motivos económicos?

r. Las salidas se deben, en general, a motivos económicos, pero esto no implica que dejen de estar asegurados, ya que muchas de esas fugas implican un cambio de compañía por motivo de una oferta de captación o acceso a un colectivo. Ha crecido mucho el nivel de rotación, máxime desde el tremendo auge de la colectivización del negocio.

P. ¿Qué tipo de seguro tiene más demanda?

r. Los más vendidos en la actualidad son los completos de cuadro médico, tanto individuales como colectivos. Desde el punto de las especialidades, ginecología y pediatría

P. ¿Cuáles son las previsiones de su aseguradora para 2013?

r. Esperamos un crecimiento inferior al de 2012, muy basado en algunas operaciones especiales. Por ello, prevemos crecimientos en torno al 4% o al 5%. En concreto, en dental, esperamos aumentos cercanos al 30%.

P. ¿Apuestan por seguir creciendo comprando otras aseguradoras?

r. Además del crecimiento orgánico, estamos explorando las oportunidades que el mercado ofrece tanto para la compra de compañías como de carteras.