Solo Malta y Holanda registraron tasas anuales positivas en noviembre

La industria española sufre una de las mayores caídas de producción en la UE

La mitad de las exportaciones españolas tienen como destino la zona euro. Pese a que ese porcentaje ha disminuido en los últimos ejercicios, el buen tono del sector exterior depende en gran medida de los socios comerciales con los que España comparte moneda. En el último trimestre, Italia y Portugal estaban en recesión, Francia se estancó y Alemania y Holanda perdieron fuelle.

Y ello tuvo un efecto demoledor sobre los pedidos que recibió la industria española. La producción industrial cayó en noviembre un 2,5% con respecto a octubre, lo que supone uno de los mayores descensos registrados en la zona euro, que tan solo retrocedió una media del 0,3%. Todos los países que comparten el euro registraron caídas de la actividad industrial, excepto Alemania, Francia u Holanda, con crecimientos muy leves.

Si la comparación se hace con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, España tampoco sale muy bien parada. La producción industrial retrocedió en noviembre un 7,2%, más del doble de la caída experimentada por la zona euro, que fue del -3,7%. Tan solo Italia, con un descenso del 7,6%, registró un descenso mayor.

Por bienes, los ligados a consumo, en especial los duraderos (como vehículos, electrodomésticos o bienes de equipo) son los que protagonizaron una mayor caída de producción en la zona euro, con un retroceso anual cercano al 7%. Ese mismo patrón se repitió en el caso de España, en el que la produducción de ese tipo de bienes, acumuló caídas de dos dígitos en los últimos doce meses.

Las expectativas no son mucho mejores, a tenor de las previsiones que manejan los organismos internacionales, sobre la evolución de la zona euro. La Comisión Europea prevé que esa región económica cerrará el año con un retroceso del 0,3% en 2012 y que apenas avanzará un 0,4% en 2013.

Más pesimista es aún el Fondo Monetario Internacional, que augura una caída de cuatro décimas del PIB en la zona euro y un avance de tan solo dos décimas para este año.