Su liquidez cubre necesidades y también la financiación del presente ejercicio

España cierra su peor mes de vencimientos con un colchón de más de 29.000 millones

Octubre, el mes fatídico para el Tesoro con vencimientos de 29.116 millones terminó con un final muy feliz. Su colchón de liquidez adicional concluyó en 29.320 millones de euros. El Tesoro ha cubierto de sobra sus vencimientos de 2012 y también la financiación del déficit. Las reservas del Tesoro se quedaron en mínimos de 24 meses el pasado agosto, cuando se situaron en tan solo 19.035 millones de euros.

Este colchón es una suerte de hucha que el Gobierno tiene reservada para hacer frente a eventualidades y evitar quedarse totalmente expuesto a los caprichos de los mercados. En septiembre, el organismo de financiación del Estado recompuso su liquidez tras meter el turbo y emitir 27.600 millones de euros al calor de la relajación de la prima de riesgo. Cerró ese mes con 36.704 millones. En octubre, el excedente de liquidez se redujo un 20,1%, pero es meritorio que concluyera en cerca de los 30.000 millones de euros, concretamente en 29.319. El mes pasado fue clave en cuanto a vencimientos, con un total de 29.116 millones de euros.

El frente de las amortizaciones está más que resuelto. De hecho, tras la subasta de ayer -en la que se colocaron 4.938 millones en letras con una demanda de 13.040 millones- ya le sobran 26.362 millones, que dedicará a financiar el déficit de la administración central y que en principio asciende a 36.826 millones de euros. Le quedan por tanto menos de 10.500 millones de euros. Eso siempre que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no se vea obligado a solicitar el punto extra de flexibilización concedido por la Comisión Europea. En este caso, le faltarían 21.164 millones de euros. Y todavía quedan seis subastas de letras, bonos y obligaciones hasta final de año: la de mañana, la del 27 de noviembre, y las programadas para el 5, el 11, el 13 y el 18 de diciembre. Las financiaciones del fondo de pago a proveedores (1.500 millones de euros) y del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), por 4.000 millones, ya están resueltas con colocaciones privadas efectuadas a entidades financieras.

En todo caso, el importe máximo por financiar -los mencionados 21.164 millones de euros- estaría más que cubierto por el colchón de liquidez del Tesoro a finales de octubre y que previsiblemente crecerá en noviembre y diciembre.

Es más, con la colocación de bonos y obligaciones del pasado 8 de noviembre, el Tesoro concluyó sus emisiones previstas de deuda a medio y largo plazo a comienzos del ejercicio. Es decir, la subasta de obligaciones a vencimiento de entre tres y ocho años que celebrará mañana tiene como objetivo llenar la caja de cara al próximo ejercicio. "El Tesoro realizará todas las subastas pendientes en lo que queda de ejercicio para atender sus compromisos con los inversores e iniciar la prefinanciación de 2013", según envió ayer el organismo en una nota.

Rentabilidad

El Tesoro asegura que la rentabilidad media de la deuda "se mantiene por debajo del cierre de 2011; a 31 de octubre de 2012, el Tesoro pagaba una media del 3,40%, frente al 3,90% a diciembre de 2011". Eso sí, hay que tener en cuenta que la primera megasubasta de liquidez del BCE a la banca se produjo el 28 de diciembre del año pasado; a partir de entonces comenzaron a bajar las rentabilidades de la deuda con vencimiento a menos de tres años.

De hecho, el coste medio de la deuda en circulación de la administración central -sin incluir la de las comunidades autónomas, por ejemplo- se situaba a finales del pasado septiembre en el 4,10%, ligeramente por encima del 4,07% de la media del último mes del pasado ejercicio.