Latibex

La Bolsa de las 'multilatinas'

Portada Latibex
Portada Latibex

Esta mañana se inicia en la capital el 14o Foro Latibex, un mercado creado por la Bolsa de Madrid para que los inversores españoles puedan comprar y vender acciones latinoamericanas en su propia moneda: el euro. El proyecto, que empezó en diciembre de 1999 con 5 empresas, funciona actualmente con 28 de 6 países. Brasil yMéxico tienen la mayor representación, con 13 y 8 compañías, respectivamente, seguidas de lejos por Chile, con 3, Argentina, con 2 y Colombia y Perú, ambos con 1.

Las empresas están listadas en un índice general, el FTSE Latibex All Share, y dos selectivos, el FTSE Latibex Top, que agrupa a las 15 principales por capitalización bursátil, y el FTSE Latibex Brasil, que reúne a las nueve brasileñas más grandes.

A lo largo de sus 13 años de operaciones, elmercado ha tenido que convivir con una crítica recurrente: lamodesta cantidad de dinero que mueve en Bolsa, indicio del bajo interés que suscita entre los inversores. En ese tiempo, el volumen de contratación ha pasado de los 65,6 millones de euros a los 266millones (alcanzó su pico en 2008 con 758 millones). Lamedia diaria de liquidez en lo que va de mes ha sido de apenas un millón de euros, frente a los 9.000 millones del MAB, por ejemplo.

266 millones de euros es el volumen de contratación registrado por Latibex en lo que va de año

1,41 millones es la media diaria de negocio en lo que va de mes

2,34% es la caída que acumula la rentabilidad del índice selectivo Latibex Top en lo que va de 2012

Si bien es cierto que la crisis de la eurozona ha reducido los flujos de inversión en general, no deja de ser curioso que el mercado donde cotizan las multinacionales de la región más rentable del último año ejerza tan poco atractivo. "Es una pregunta difícil de contestar", dice Alejandro Varela, gestor del fondo Renta 4 Latinoamérica. Según datos a septiembre de Inverco, el fondoRenta 4 Latinoamérica acumula en el último año una rentabilidad del 19%, que supera a las obtenidas por sus pares Renta 4 Asia (10,8%) y Renta 4 Europa del Este (10,6%). ¿Por qué a la hora de atraer inversores, Latibex no ha podido beneficiarse del buen desempeño de la zona a la que representa? "El mercado tiene más de una década y comenzó como un producto muy atractivo y con mucho sentido: acceder a una región con bastante potencial. Pero la crisis que empezó en 2008 ha provocado que el inversor español reduzca su exposición a activos de riesgo, a lo que habría que añadir su poco conocimiento de la renta variable emergente", sostiene Varela.

Jesús González Nieto, director gerente de Latibex, coincide en que el mercado vive una contradicción, pero descarta que esta esté asociada a un problema de liquidez, ya que los market makers (creadores de mercado) garantizan que cada vez que alguien ordena la compra de una acción brasileña enMadrid otro la venda en São Paulo. Sin esta contrapartida, la transacción no podría realizarse.

Lo que González sí ve es un problema de popularidad. "A mí no me preocupa la liquidez porque hay la que haga falta. ¿Por qué no hay más? Básicamente por dos motivos que al final son la misma cosa: Latibex no se conoce y no se conoce porque no se vende. Los inversores pequeños compran aquello que su banco les ofrece y los bancos y las casas de Bolsa en España no han ofrecido valores latinoamericanos porque no les ha hecho falta o preferían que se invirtiese en sus propios valores", explica.

Si bien esta situación se ha agudizado en los últimos tres años a causa de la crisis, advierte que incluso en momentos buenos, como los de la primera mitad de los años 2000, la atención de los intermediarios estaba centrada en la compraventa de títulos españoles. "Y es curioso porque cuando uno compra acciones de Telefónica, en realidad está comprando una empresa que obtiene el 49% de su beneficio en Latinoamérica. Todos compran con tranquilidad papeles de Telefónica, sabiendo que en número de abonados es más brasileña que española -o quizá sin saberlo, no lo sé- y no compran acciones de la mexicana América Móvil que es su principal competidor. ¿Por qué? Porque no la conocen o porque su banco no se la ofrece".

En ese sentido, considera que la labor formativa y el trabajo de los brókeres son muy importantes. Por eso, Bolsas yMercados Españoles (BME) está organizando una serie de cursos para familiarizar a los inversores con el funcionamiento de Latibex. "En la medida que estos vayan madurando y haciéndose más internacionales, irán demandando a sus bancos valores de otras geografías".

Dependencia brasileña

Otra crítica que suele hacerse a Latibex es la poca variedad de países y sectores que componen sus índices. Predominan las productoras de materias primas, financieras y utilities.Esto explica en parte el desempeño del selectivo, que en lo que va del año cae un 2,34%, arrastrado por el declive de las acciones brasileñas. "Es un reflejo de la fuerte exposición del índice a los sectores de petróleo, gas yminería, así como de su gran concentración en algunas empresas de la región que presentan fragilidades ante factores como el intervencionismo del Estado y la desaceleración de China", dice Philippe Ferreira, estratega de Société Générale.

Precisa que solo cuatro compañías, las brasileñas Petrobras, Cemig, Vale y la mexicana América Móvil, hacencasi el 40%del Latibex Top y han tenido un rendimiento poco satisfactorio este año. Petrobras y la distribuidora eléctrica Cemig se han visto afectadas por medidas gubernamentales que han afectado sus estructuras de costes, en tanto que Vale depende bastante de la demanda china y la acción de América Móvil es relativamente cara.

Los analistas creen que si cotizaran más blue chipschilenas, colombianas y peruanas, el índice podría favorecerse en mayor medida de las alzas que vienen experimentando las Bolsas de Santiago (3,0%), Bogotá (11%) y Lima (8,1%). "La correlación entre el Latibex y el Bovespa de Brasil es muy buena, pero no lo es con otros mercados de la región como elmexicano y colombiano, que han repuntado fuertemente este año", explica Ferreira.

"Ojalá hubiesen muchas tecnológicas o bioquímicas, que ya están empezando a surgir, pero de momento las grandes empresas de la región son esas", se disculpa González. "No creo que sea un defecto en la medida que pueda replicar razonablemente bien el comportamiento de la región. Pero sí es verdad que si alguien quiere comprar una tecnológica chilena, por ejemplo, tendrá que ir a Santiago".

Varela, por su parte, señala que si bien tras 13 años de operaciones el proyecto ha podido defraudar un poco las expectativas iniciales, continúa siendo un mercado con bastante potencial. "Es probable que cuando la crisis haya pasado, Latibex vuelva a cobrar atractivo porque las economías emergentes van a disfrutar en los próximos años de un crecimiento que los mercados europeos no van a tener".

Un mercado para minoristas

Por los bajos volúmenes de negocio que mueve, Latibex es básicamente un mercado para inversores

minoristas, aunque en él también operan fondos pequeños y medianos. Por la gran cantidad de acciones

que compran, a los fondos grandes les resulta más fácil invertir en las Bolsas de origen. "En cambio, para un inversor minorista o una Sicav no tiene sentido realizar una compraventa de acciones chilenas en Chile y otra de colombianas en Colombia porque al final el esfuerzo y las comisiones no le compensan", señala González.

Varela apunta que Latibex es un mercado para un inversor con una perspectiva de largo plazo porque a

pesar de que la volatilidad en la región ha disminuido mucho, no deja de ser una zona de riesgo, donde la cotización de las acciones está sujeta a factores como el precio de las materias primas y las oscilaciones del

tipo de cambio. Entendido esto, "es ideal para añadir un elemento más de diversificación a la cartera".

C.O.