La falta de extraordinarios contrae un 64% el beneficio

Acciona se defiende de la crisis de la obra pública con más ventas y ebitda en energía

La ausencia de ingresos extraordinarios por parte de Acciona, que sí se dieron en el ejercicio 2011, han estrechado el beneficio declarado hasta el mes de septiembre un 64%. La compañía de la familia Entrecanales gana 114 millones de euros con un fuerte impulso en su área de Energía.

La facturación de Acciona asciende a 5.165 millones de euros, un 7,7% más hasta el cierre de spetiembre en relación con el mismo periodo de 2011. Y es que la marcha de los negocios de energía y agua compensan la disminución de ingresos en infraestructuras, que declara un 3,9% menos que hace un año en cifra de negocio, e inmobiliaria, donde el desplome es del 39,5%.

El ebitda total de la empresa (el 78,6% procedente de Energía) avanza un 11,4%, hasta los 1.040 millones de euros. En buena parte se debe, según ha explicado a la CNMV, a la contabilización de los 209 megavatios (MW) instalados en los últimos 12 meses. También ha tenido influencia el mayor factor de carga eólico nacional e internacional.

El ebit mermó un 26,4%, situándose en 509 millones de euros. El beneficio antes de impuestos se situó en ¤170 millones, un 56,7% menos que en los nueve primeros meses del ejercicio pasado. Pero la empresa argumentó en un comunicado que sin tener en cuenta las plusvalías de 2011, por la venta de dos concesiones en Chile y el negocio de aparcamientos, el beneficio antes de impuestos habría crecido el 49,4%. En cuanto al resultado neto, Acciona gana 114 millones, un 64% menos.

ACCIONA 156,00 2,97%

El grupo de infraestrcuturas está pisando el freno en la inversión, con una cifra neta ordinaria de 588 millones de euros al cierre del tercer trimestre, lo que está un 33% por debajo de las inversiones realizadas en el mismo periodo de 2011. Ante la incertidumbre que pesa sobre el negocio de las renovables en España y la crisis que atraviesa el sector de las infraestructuras, Acciona invierte seis de cada diez euros en el exterior.

La empresa acumula una deuda financiera neta de 7.689 millones, un 10% por encima del cierre de diciembre.