Le acusa de cambiar las reglas de juego a mitad del partido

Ametic ataca al Gobierno en plena negociación del nuevo Plan de la TDT

El proceso de liberalización del dividendo digital ha levantado ampollas en Ametic. El sector industrial de la patronal tecnológica acusó hoy al Gobierno de cambiar las reglas de juego y advirtió que el nuevo Plan de la TDT, previsto para antes de 2014, vulnera el principio de seguridad jurídica y pone en riesgo el empleo de una industria exportadora.

El Área de Desarrollo Industrial de Ametic pidió hoy al Gobierno que el plan técnico relativo al nuevo Plan de Impulso a la Televisión Digital Terrestre (TDT), que está en fase de elaboración y que supondrá la migración de parte de los canales a otras frecuencias para dejar espacio a la telefonía de última generación, se ajuste en lo posible al Plan Marco elaborado por el ejecutivo anterior, pues, dijeron, "garantiza el desarrollo empresarial de las industrias tecnológicas".

La industria advirtió que, aunque aún no hay un plan técnico detallado, el Gobierno ya ha anunciado que el nuevo plan implicará el cierre de un múltiple para las televisiones privadas, el cierre de un segundo múltiple para RTVE (que puede compensarse mediante el uso de otro múltiple con funciones técnicas), y el cierre de otro múltiple para las televisiones autonómicas. "El cierre de estos múltiples supondrá una limitación de los recursos disponibles para emitir televisión, que tendrá repercusiones en el número total de canales disponibles, y en la calidad de las emisiones", dijeron en una nota. Además añadieron que el plan, anunciado tras el acuerdo del Consejo de Ministros de agosto, "perjudica seriamente la evolución de la TDT en España".

Los fabricantes de equipos de radiodifusión, los fabricantes de equipos de recepción de televisión, los operadores de la red de televisión y los instaladores de equipos de comunicaciones de Ametic contaban con la ejecución del anterior Plan Marco de Actuaciones para la liberalización del dividendo digital y hoy aseguraron que salen perjudicadas con el cambio.

"Se trata de una industria que requiere inversiones continuas para satisfacer la demanda de los usuarios y la evolución tecnológica de los servicios y cualquier cambio de las reglas de juego supone automáticamente un estancamiento de las inversiones previstas y, por tanto, la pérdida de puestos de trabajo", criticaron. Para el Área de Desarrollo Industrial de Ametic "se ha vulnerado el principio de seguridad jurídica".

Fuentes del sector explicaron a CincoDías que solo a Abertis el cierre del múltiple para las televisiones privadas le supondrá 20 millones de ingresos menos al año. "Algo que le obligará a ajustar sus costes internamente". Las mismas fuentes apuntaron que muchos actores del sector han hecho inversiones que ahora, con el cambio de reglas de juego, no van a poder amortizar, o no en el tiempo que estaba previsto.

Desde la patronal se recordó que el tránsito de la antigua televisión analógica a la TDT ocurrió en España antes que en la mayoría de países. "Nos convertimos en un referente para la transición a la TDT en otros países y ahora mandamos una señal al exterior de que se desmonta la TDT en España".

Plan innecesario

Ametic insistió en que el nuevo plan "es innecesario", pues "la supresión de canales de televisión no es necesaria para que las telecos puedan disponer de más frecuencias para ofrecer servicios de banda ancha móvil". En este sentido, defendieron que en ningún país de referencia en Europa se está reduciendo el número de múltiples para abordar la liberación del dividendo digital.

Las televisiones dicen que no se perderá oferta

El nuevo plan de la TDT ha desatado fuertes críticas entre empresas de Ametic, no así entre los principales operadores de televisión privada quienes, a través de la patronal Uteca, se han mostrado favorables al modelo propuesto por el Gobierno, al que, aseguran, han contribuido con sus propuestas.

El Plan de Impulso a la TDT, cuya aprobación ultima el Gobierno, mantiene la oferta de programas de televisión privada de ámbito nacional, es decir, 24 canales, si bien reasigna la utilización del espectro para liberar espacio y dar cabida así a los servicios de telefonía móvil de cuarta generación. "No va a haber ninguna pérdida de oferta", aseguran fuentes de la industria de la televisión. A juicio de las cadenas privadas se trata de una asignación "más eficaz y eficiente que el anterior modelo planteado [por el gobierno de Zapatero]."

La idea, añaden, es que el nuevo plan de la TDT esté aprobado antes de que finalice el año, de manera que a lo largo de 2013 se lleve a cabo una campaña de publicidad para explicar a los usuarios cómo habrá que resintonizar los televisores o, en su caso, adaptar la antena. Sin embargo, aseguran, en lugar de tener que antenizar el 100% del parque de antenas, con la nueva asignación de frecuencias "se tendrá que antenizar solo el 60% o 70%", con lo que ello supone de ahorro de costes.

Ametic recordó hoy que en el nuevo plan del Gobierno del PP en lugar de intervenir en 1,5 edificios se hará en 1,2 millones y el coste de esta intervenciones para el proceso de reantenización irá a cargo de los usuarios y no del Ejecutivo como en el plan anterior. Según estimaciones del Gobierno, el proceso costará unos 20 euros por vivienda, y "ello para obtener un servicio más limitado que antes, en contenidos, en calidad, y en posibilidades de evolución futura", insistieron desde Ametic.