Banco Popular e Ibercaja pasan al grupo en 'bancos sanos'

BMN, Liberbank, Caja 3 y CEISS necesitarán ayudas públicas para recapitalizarse

El Banco de España y la Comisión Europea consideran que el Banco Popular e Ibercaja "serán capaces" de recapitalizarse sin apoyo estatal. BMN, Liberbank, Caja 3, y CEISS (Caja España-Duero) sí necesitarán ayudas públicas.

El Banco de España y Bruselas consideran que Banco Popular e Ibercaja "serán capaces" de cubrir con los planes que han presentado las necesidades de capital detectadas por la consultora Oliver Wyman sin tener que recurrir a apoyo estatal. Por el contrario, el supervisor concluye que las otras cuatro entidades restantes en las que se ha detectado déficit de capital (BMN, Liberbank, Caja3 y Caja España) sí que precisarán "ayudas públicas". Estas pueden materializarse con el traspaso de activos inmobiliarios al banco malo (la nueva sociedad denominada Sareb) o bien a través con la inyección directa de fondos.

Dentro de los planes de recapitalización, Banco Popular pondrá en marcha una ampliación de capital de 2.500 millones de euros para cubrir parte de los 3.223 millones que necesita. La operación cuenta con el apoyo de su núcleo duro de accionistas, así como del conjunto del sector financiero español.

Por su parte, Ibercaja, que solo precisa 226 millones, también cubrirá este déficit por sí misma, después de haber roto su proyecto de fusión con Liberbank y Caja3.

Fuentes del Banco de España afirman que con ello ambas entidades pasarían del grupo tres, que desaparece, al grupo cero, es decir, el integrado por las entidades sanas. En este último están incluidas Santander, BBVA o CaixaBank. El grupo uno es el de los bancos nacionalizados (Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia Banco y Banco de Valencia) y el dos el de las entidades que necesitarán ayudas públicas.

BMN, por su parte, contempla reducir de 2.208 millones a menos de 500 millones las necesidades a través del traspaso de activos a Sareb, la venta de participadas, la recompra de preferentes y la venta del negocio de medios de pago.

Liberbank también prevé traspasar parte de su negocio inmobiliario al banco malo y la venta de participadas, mientras que Banco Ceiss, de Caja España-Duero, está pendiente de si la fusión con Unicaja sigue adelante o finalmente se va al traste. En total necesita 1.198 millones de euros. Esta entidad, resultado de la fusión de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, no contempla la inyección directa de fondos por parte del Estado.

Por último, Caja3 no ha desvelado cuáles son sus planes de recapitalización.